Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CiU pide al Gobierno mayor "control" y más "información detallada" sobre el coste de las misiones de las Fuerzas Armadas

Quiere también que se regule la autorización del Congreso a las operaciones internacionales, como el PP defendió en la oposición
CiU quiere que el Gobierno permita un mayor "control" sobre el coste de las misiones de las Fuerzas Armadas en el exterior, proporcionado "información detallada" sobre el gasto que suponen, especialmente sobre las "desviaciones" que se registran todos los años respecto a lo inicialmente previsto, dada la actual coyuntura económica de crisis.
En declaraciones a Europa Press, el portavoz de Defensa de CiU en el Congreso de los Diputados, Jordi Xuclà, ha insistido en la importancia de que el "control parlamentario" de las misiones en el exterior se perfeccione, porque hasta ahora "se ha informado de forma muy leve" sobre el gasto de las operaciones internacionales.
Xuclà ha recalcado que su petición no parte de una crítica a las misiones en el exterior, que considera que constituyen "una de las funciones con más sentido de las Fuerzas Armadas" a día de hoy, pero ha apuntado que las operaciones internacionales tienen que "adaptarse a la nueva situación económica".
En concreto, a juicio del diputado catalán, debería aprovecharse la comparecencia anual del ministro de Defensa en el Congreso sobre misiones internacionales para hacer un "informe detallado" de la previsión inicial y el coste final, que incluya datos sobre el gasto y las "desviaciones" que se produzcan.
Xuclà ha reconocido que el debate anual sobre las misiones no tiene todavía "arraigo suficiente" como para "fiscalizar con precisión" las misiones internacionales desde este punto de vista, pero ha animado a dar un paso adelante y "parlamentarizar aún más la política de defensa". Ésta será una de las primeras iniciativas que presentará CiU en materia de Defensa en el próximo curso político.
La Ley de Defensa Nacional de 2005 establece que el Gobierno debe informar al Congreso de los Diputados como mínimo una vez al año sobre el "desarrollo" de las operaciones de las Fuerzas Armadas en el exterior, para lo que se ha adoptado la fórmula de que el titular del Ministerio de Defensa acuda a la comisión del ramo de la Cámara Baja.
DEBATE ANUAL Y CRÍTICA DEL TRIBUNAL DE CUENTAS
En estas comparecencias, que habitualmente han tenido lugar en el mes de diciembre, se informaba del coste de las misiones durante el año que acababa. El actual ministro de Defensa, Pedro Morenés, acudió por primera vez para cumplir con este trámite, que no se realizó en 2011 por coincidir con el cambio de Gobierno, el pasado mes de mayo.
Entonces, informó del gasto de las misiones en 2011 y de la previsión para 2012, con unas cifras similares para este año, pese a que en los Presupuestos Generales del Estado se incluye una partida inicial de 14 millones de euros, como ocurre todos los años. La diferencia se cubre siempre acudiendo al Fondo de Contingencia de Ejecución Presupuestaria.
Esta cuestión ya fue motivo de crítica para el Tribunal de Cuentas que en un reciente informe denunció "falta de rigor y realismo" por parte de Defensa en la presupuestación de las misiones e insistió en que es "indispensable" que se modifique el procedimiento, dado que, además, son gastos que pueden "preverse y planificarse".
DAR FORMA AL PERMISO DE LAS CORTES
Al margen de esto, CiU también quiere que se termine de regular el proceso por el que el Congreso autoriza las misiones en el exterior y las prórrogas de las mismas, una petición que, según ha recordado Xuclà, nacionalistas catalanes y 'populares' ya hicieron en la pasada legislatura.
En su propuesta, presentada en enero de 2009, el PP pedía que en el caso de que se produjera un "cambio en la naturaleza o las condiciones esenciales de una misión", la decisión final correspondería al Pleno del Congreso. Además, planteaba la posibilidad de que los diputados pudieran modificar la propuesta del Gobierno sobre el número de militares y medios que enviar a una nueva misión o en una operación ya desplegada en el exterior.
"Llevamos ya ocho meses de legislatura, gobernando el PP, y aquello que plantearon cuando estaban en la oposición, no lo han impulsado desde el Gobierno", ha recalcado Xuclà, antes de insistir en que es "muy importante" terminar de "dar forma" al procedimiento.
En concreto, ha explicado que debería definirse "claramente" que se entiende por "prórroga o ampliación" de una misión y si el envío de más efectivos precisa de una nueva autorización. Del mismo modo, ha recordado que existe una "convención no escrita", según la cual las autorizaciones se discuten en el Pleno y las prórrogas, en Comisión.
En esta legislatura ya surgió el debate sobre las autorizaciones parlamentarias después de que la operación de la Unión Europea de lucha contra la piratería, en la que participa España, llevara a cabo por primera vez ataques aéreos contra objetivos en la costa somalí.
Varios grupos políticos de la oposición se quejaron ante el ministro de Defensa por no solicitar la autorización del Congreso ante lo que consideraban un "cambio en la naturaleza" de la misión. Por su parte, Morenés explicó que no acudió a las Cortes porque estaba convencido de que no necesitaba este permiso porque las nuevas acciones no se salían del acuerdo de la UE.