Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cifuentes no cree que Rajoy deba apartarse porque no es el "obstáculo" para pactar y reitera que no le quiere sustituir

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha afirmado este martes que no cree que el presidente del PP y candidato a revalidar su puesto como presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, deba apartarse de esa carrera porque "no es el obstáculo" del PP para pactar, y ha reiterado que ella no está en las quinielas para sustituirle.
En una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, Cifuentes ha considerado que nos encontramos en una "situación política endiabladamente enrevesada", donde hay un partido más votado, el PP, pero la aritmética parlamentaria "no permite la formación de gobierno".
Hasta ahora el jefe del Estado ha encargado la formación de gobierno a quien "pensaba que tenía más posibilidades, pero en este caso, tener más posibilidades es no tener posibilidades", ha señalado Cifuentes, que ha considerado que mientras el PSOE no modifique su posición es "muy complicado" formar gobierno porque Rajoy "no tiene apoyos para crear gobierno".
Preguntada por si Rajoy debería aceptar la encomienda para formar gobierno que el Rey le podría plantear hoy, Cifuentes se ha preguntado que "si no lo ha aceptado la primera vez por falta de apoyos, qué ha cambiado" ahora.
Tras asegurar que Rajoy ha hecho más movimientos estos días que una llamada al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha considerado que el PP no se encuentra en una situación de "soledad parlamentaria", sino que es la "aritmética parlamentaria" lo que le sitúa en esta posición. A su juicio, si con los votos de PP y Ciudadano se pudiera conformar una mayoría de gobierno, "probablemente" lo habrían hecho, pero "no es suficiente".
RAJOY NO ES UN IMPEDIMENTO
En este punto, ha negado que, de momento, Ciudadanos haya dicho que Rajoy sea un "impedimento" para alcanzar un acuerdo. Ella considera que "no" lo es. "Si el candidato ahora mismo no fuera Rajoy, la situación sería exactamente la misma", ha defendido Cifuentes, que ha dicho que no tiene "claro que Rajoy sea el obstáculo".
Además, ha asegurado no haber visto esa "percepción" dentro del PP. "Creo que en estos momentos el obstáculo no es Rajoy", ha aseverado la presidenta autonómica, que ha sostenido que Rajoy tiene "la confianza del PP" y la de "más de siete millones de ciudadanos".
Respecto a su posible sustitución en estos momentos, ha abogado por utilizar el "procedimiento de los estatutos actuales" y cuando llegue el congreso, que se cambie. "Hoy por hoy tenemos unos estatutos en vigor", ha recalcado.
Lo que ha negado es estar en la carrera para sustituir a Rajoy si fuera un requisito para poder conformar gobierno. "Espero que eso no ocurra jamás. Es una hipótesis que ni por asomo me planteo. A mí que me quiten de esa carrera sucesoria en la que no estoy, ni que se me espere. Estoy centrada en Madrid y no me planteo absolutamente nada que no sea Madrid", ha insistido.
LA CORRUPCIÓN, "UNA FACTURA TREMENDA"
"Creo que la corrupción es algo que al PP nos ha pasado una factura tremenda. Desgraciadamente es una realidad que tenemos y por la que hemos pagado ya un altísimo precio de cara al electorado", ha indicado la presidenta madrileña.
En el caso de Valencia y más concretamente, preguntada por si la exalcaldesa Rita Barberá debe dejar su escaño, Cifuentes ha dicho que Barberá "no está imputada" y no sabe si es por el aforamiento. En este punto, ha defendido la su eliminación para que todos puedan saber si "Barberá está imputada o no en base a esa investigación".
"No sé si el problema es Rita Barberá o no, pero parece evidente que en el PP de Valencia hay que hacer una regeneración absoluta y completa", ha defendido Cifuentes, que ha admitido que le da "vergüenza" levantarse por las mañanas y ver que han detenido a alguien acusado de corrupción.
Repreguntada por si debe dejar su escaño, ha citado el Código Ético que han firmado los diputados populares en la Asamblea de Madrid, que contempla dejar el escaño ante una imputación por un delito grave o uno de corrupción. "Si yo estuviera imputada por corrupción, lo haría", ha dicho como respuesta.
Lo de poner la mano en el fuego por Barberá es algo que no ha hecho por considerar que es una fórmula "verdaderamente medieval". "Le puedo hablar de confianza o no en las personas", ha explicado Cifuentes, que ha añadido que puede hablar de confianza en las personas que trabajan con ella de manera muy cercana, que "no es el caso".
Según ha indicado, más allá de conocer "mucho" a Barberá por ser "muy conocida en el partido", no conoce su gestión de cerca, ha relatado.