Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cifuentes dice que trabajará de manera "muy estrecha" con el Ayuntamiento en compatibilizar el derecho a manifestarse

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha asegurado este jueves que se va a trabajar "conjuntamente y de manera muy estrecha" entre el Ayuntamiento de Madrid y el Gobierno de España en la búsqueda del objetivo de compatibilizar el derecho a manifestarse con la movilidad de los ciudadanos.
Cifuentes ha manifestado en un acto en la localidad madrileña de Getafe al ser preguntada por su reunión con la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que fue un encuentro privado entre dos personas "que comparten una militancia política y muchos intereses comunes en beneficio de la ciudadanía y transcurrió en unos términos muy satisfactorios y muy razonables".
"Hablamos de muchos temas que interesan a los ciudadanos y de la forma en que se deben abordar esos problemas", ha apostillado. La delegada del Gobierno ha reconocido que se había producido una puntual discrepancia de opiniones, pero no "una guerra previa" por lo que no tenía que llegarse a una tregua.
Esto, ha dicho, "no tiene que ser negativo" porque "todas las administraciones buscan los aspectos más beneficiosos para los ciudadanos y dentro de eso puede haber discrepancias y tiene que haberlas".
Asimismo, ha señalado que no es una cuestión de acercamiento de posturas, sino "de ver cuál es la situación actual, cuál es la posición que marca la legislación vigente" y de comprometerse a trabajar todos, ya que "la clave es compatibilizar los derechos de todos, de los que salen a la calle a manifestarse y los del resto, que puedan transitar por una ciudad".
Según Cifuentes, no se ha fijado "un calendario sobre el papel", pero va a haber una relación "muy estrecha" para trabajar en lo que entienden "ambas" que es el interés común de los madrileños. "Todo lo demás tiene que estar supeditado, lo que nos tiene que mover es el bienestar de los madrileños", ha concluido.