Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos pide un Gobierno estable, reformista y que haga cumplir la ley frente a la situación en Cataluña

Avisa del "efecto devastador" que tendría en la economía la creación de una Hacienda catalana y un Banco Central de Cataluña
Ciudadanos considera "imprescindible" que en España se forme un Gobierno estable, reformista y que haga cumplir la ley frente a la situación actual en Cataluña, donde la hoja de ruta separatista del nuevo Gobierno de Carles Puigdemont llevará, según C's, "al fracaso económico y a la pobreza".
En un artículo de opinión publicado este martes en el diario 'El Economista', el diputado electo y responsable del programa fiscal de Ciudadanos, Francisco de la Torre, afirma que el escenario político actual en España, de momento sin Gobierno tras las elecciones generales y con un proceso independentista en Cataluña, no aporta estabilidad. "Si esto sigue así, afectará, y no para bien, a la economía, es decir al bolsillo de los españoles", advierte.
En su opinión, la hoja de ruta del nuevo presidente de la Generalitat para separar Cataluña del resto de España "no sólo es ilegal y un ataque a la mayor parte de la población catalana que está en contra, sino un camino al fracaso económico y a la pobreza".
En este sentido, avisa del "efecto devastador" que tendrían las medidas económicas que se pretenden aplicar, por ejemplo la creación de un Banco Central de Cataluña no autorizado por el Banco Central Europeo. Esto "supone en la práctica la salida de Cataluña del euro" y "un ataque brutal a la estabilidad financiera en Cataluña, que afectaría de rebote a toda España", agrega.
En cuanto al intento de crear una Hacienda catalana a partir de 200 funcionarios y sin acceso al sistema de información de la Agencia Tributaria del Estado, De la Torre pronostica "un fracaso seguro" como consecuencia de "un aumento espectacular del fraude y la consiguiente caída recaudatoria, al romperse el flujo de información".
Así las cosas, "desde Ciudadanos consideramos imprescindible, por razones no sólo políticas sino también económicas, que se forme un Gobierno de España estable y comprometido con solucionar los problemas a los españoles", dice De la Torre, que demanda una agenda de reformas económicas y políticas de consenso y, sobre todo, que desde el Ejecutivo se garantice el cumplimiento de las leyes y del Estado de Derecho.
"Cualquier otra actuación sería simplemente colocar los intereses particulares y partidistas por encima de los intereses generales de España, lo que nos conduciría a un seguro fracaso colectivo", asegura.
PROBLEMAS ECONÓMICOS ESTRUCTURALES
En el artículo se explica que los factores externos que favorecen a la economía española, como la devaluación del euro, la política expansiva del Banco Central Europeo y la caída de los precios del petróleo, previsiblemente se mantendrán en 2016, a lo que se suma el hecho de que ahora los españoles ya no consumen e invierten por encima de lo que ahorran.
Sin embargo, De la Torre señala que España "sigue teniendo graves problemas económicos estructurales", como el nivel de paro y la alta tasa temporalidad entre los nuevos contratos, que afectan "muy negativamente" a las arcas públicas porque los ingresos del Estado por cotizaciones sociales crecen "muy por debajo" del gasto en pensiones.
Además, afirma que "los ingresos fiscales no van tan bien como ha ido proclamando el Gobierno", las comunidades autónomas no cumplirán el objetivo de déficit y el Estado, con una deuda pública de casi el cien por cien del PIB --más de un billón de euros--, se debe refinanciar en el exterior.
De la Torre cree que existe el riesgo de una "parálisis política" y que "no se haga nada durante meses", lo que implicaría, a su entender, un menor crecimiento económico y que no se arreglen los problemas económicos estructurales.
Pero lo que más preocupa al diputado de C's es que los inversores piensen que en España no hay voluntad o posibilidad de controlar el déficit. "Esto no sólo puede pasar si el nuevo Gobierno de España aumentase el gasto sin tener una recaudación suficiente", sino que también depende "del desenlace de la situación en Cataluña", añade.