Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos culmina este sábado su entrada en el partido europeo de Liberales y Demócratas, relegando a CDC

Los de Rivera buscan proyección internacional en la cúpula de la tercera familia política de la UE
Ciudadanos pretende ratificar este sábado en Vilna (Lituania) su ingreso oficial en el partido de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE), la tercera familia política de la UE tras 'populares' y socialistas y en la que hasta ahora sólo Convergéncia (CDC) ocupaba puestos directivos en representación de España.
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, viajó esta semana a Bruselas para intervenir ante los eurodiputados de ALDE con vistas a reforzar la proyección internacional del partido y asegurar votos para el Consejo Político de ALDE previsto en la capital lituana, según aseguran a Europa Press fuentes de C's.
Desde junio de 2014, el partido naranja ya forma parte del grupo parlamentario de los Liberales y Demócratas en el Parlamento Europeo, al igual que Convergència (CDC) y en su día UPyD, pero ahora quiere entrar en el partido europeo y participar activamente en el congreso que hay previsto en octubre de este año, optando incluso a una de las vicepresidencias.
EL PARTIDO DE ARTUR MAS, ÚNICO VOTO EN CONTRA
Enfrente tiene a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), que forma parte de ALDE desde sus inicios y que en los últimos tiempos, con un marcado perfil independentista, ha manifestado en varias ocasiones su rechazo a que se deje entrar a Ciudadanos.
De hecho, CDC ya se opuso en 2014 a la entrada de Ciudadanos al grupo parlamentario europeo y el pasado abril, en el Comité Ejecutivo del partido europeo, fue el único que votó en contra de proponer la incorporación del partido naranja: hubo ocho votos a favor y uno en contra (la 'convergente' Marta Pascal, actual vicepresidenta de ALDE).
Aunque el ex presidente catalán Artur Mas ha intentado captar votos en contra del ingreso de los de Rivera, desde Ciudadanos esperan un respaldo claro en Vilna y recuerdan que en las internacionales políticas cuando una propuesta sale adelante en el Comité Ejecutivo, también es aceptada posteriormente por el Consejo Político.
A la reunión de Lituania acudirán los delegados de los más de 50 partidos liberales y demócratas, de más de 30 países, que forman parte de ALDE, ya sea como miembros (con derecho a voto) o como partidos afiliados (sin derecho a voto). Para que se acepte el ingreso de Ciudadanos, tan solo hacen falta más síes que noes.
La delegación naranja la encabezará el portavoz parlamentario, Juan Carlos Girauta, y el secretario general del partido, Matías Alonso, pero Rivera ya jugó su carta de presentación el día 1 en Bruselas ante los eurodiputados de los distintos partidos liberales de la UE.
El ingreso de Ciudadanos puede relegar a Convergència a un papel testimonial. En los órganos de ALDE, la fuerza que tiene cada partido en la toma de decisiones viene determinada por la representación de cada uno, que se calcula en función del peso del país y de los votos obtenidos en las últimas elecciones generales.
VUELCO EN LA REPRESENTACIÓN ESPAÑOLA
Como único partido español en ALDE, CDC tiene reconocido hasta ahora que su peso en la organización liberal no se mide por su porcentaje de votos en todo el país, que no llega al 3%, sino sólo donde se presenta (Cataluña). Si entra Ciudadanos, sería el partido estatal el que coparía casi toda la representación española. De hecho, los de Rivera calculan que en el congreso del partido europeo previsto para octubre, Ciudadanos desembarcaría con más de 40 delegados y CDC se quedaría con menos de cinco, lo que daría al partido naranja la Vicepresidencia reservada para España y que ahora ocupa una representante convergente.
Y formar parte de ALDE abre las puertas a reuniones europeas de alto nivel y contacto directo con líderes europeos. Los liberales cuentan con cinco comisarios europeos y más de media docena de primeros ministros en la UE, y al igual que hacen 'populares' y socialistas con presencia de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez respectivamente, también celebran una reunión previa a cada Consejo Europeo.
Ocupar un papel protagonista en el partido de Liberales y Demócratas, como en su día el británico Nick Clegg o el alemán Guido Westerwelle, daría a Rivera y a Ciudadanos una proyección internacional que hasta ahora se consideraba muy limitada. Sería el broche a los últimos movimientos de su precampaña tras la visita a los campos de refugiados de Grecia, el viaje a Venezuela y su anunciada intervención ante eurodiputados en Bruselas.
Rivera, que en octubre de 2015 recibió en Madrid el apoyo de más de 30 líderes europeos liberal demócratas, asegura contar con buena acogida tanto por el presidente del partido europeo, el holandés Hans Van Baalen, como por el líder del grupo ALDE en la Eurocámara, el ex primer ministro belga Guy Verhofstadt, que ya participó en el acto de cierre de campaña de Ciudadanos en diciembre.