Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos pedirá diálogo fluido al PP pero dejando claro que la iniciativa para formar gobierno es de Sánchez

Trabajará por concretar los documentos de propuestas de PSOE y C's en contenidos para un programa de gobierno
El portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Juan Carlos Girauta, ha afirmado este miércoles que el equipo negociador de su partido pedirá "diálogo fluido" al PP sobre la formación del próximo gobierno pero dejando claro que la iniciativa la tiene el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.
Así se ha pronunciado en declaraciones a los periodistas en la Cámara Baja un día antes del encuentro entre el líder de C's, Albert Rivera, y el presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy.
Girauta ha señalado que los negociadores del PSOE son "personas muy serias" y que ambos equipos tienen como objetivo acordar un programa de gobierno". Y lo hacen "en un contexto en el que la iniciativa es de Pedro Sánchez", ha destacado, recordando que Rajoy declinó la oferta del Rey para intentar su investidura.
Pero "de alguna forma hace falta el PP", ha admitido, antes de instar al partido de Rajoy a que salga del "estado de shock" y "se ponga las pilas ya". El diputado, que ha lamentado que C's no haya tenido aún un encuentro con el PP, ha afirmado que leerán "con muchísimo interés" su documento de propuestas.
EL PP ES NECESARIO
Según ha dicho, Ciudadanos intentará "favorecer la fluidez" entre PP y PSOE porque se necesitará "como mínimo la aquiescencia" de uno de los tres partidos al pacto que puedan alcanzar los otros dos.
Si eso no se consigue, ha advertido, "no habrá un gobierno constitucionalista" en España, sino que se formará "un gobierno populista apoyado por separatistas" o habrá nuevas elecciones.
Sobre las conversaciones con el PSOE, Girauta ha dicho que los documentos que se han intercambiado se basan en "declaraciones de voluntad bastante genéricas" con las que "difícilmente nadie puede estar en desacuerdo". "Todos queremos la felicidad en el mundo", pero habrá que definir qué "instrumentos" utilizar para alcanzar los objetivos y "cómo se financian", ha agregado.
Por parte de Ciudadanos están "trabajando con intensidad, de prisa y a fondo para dotar de contenidos" a esos escritos, ya que ven necesario concretar los compromisos para un programa de gobierno. Eso sí, considera que para llegar a esos contenidos consensuados hará falta cierta discreción en las negociaciones, así que PSOE y C's tendrán que acordar cómo irán informando de la marcha del proceso.
En general, C's cree que un partido "constitucionalista" como el PSOE "se atendrá siempre a parámetros constitucionales" y estará de acuerdo con medidas para actualizar la democracia o luchar contra la corrupción, según ha manifestado.
ADVIERTE CONTRA LA INGOBERNABILIDAD
El portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos ha afirmado que la aritmética no va a llevar a su partido a "renunciar a todo", pensando que es imposible llegar a acuerdos. "Vamos a aislarnos del estado de opinión fatalista para avanzar y concretar", ha recalcado.
En su opinión, todavía hay tiempo para alcanzar consensos si las distintas formaciones no actúan en clave "electoral". A quienes actúen de esa manera, pensando en unas nuevas elecciones y siendo "absolutamente inflexibles ante situaciones muy serias cuando se trata de su nombre y cargo", les ha avisado de que España no puede estar en un escenario de "ingobernabilidad" durante ocho, nueve o diez meses.
En un momento en que se vislumbra "una posible vuelta a la recesión global", España "no puede tener decisores no habilitados para las grandes cuestiones", ha agregado.
Girauta ha pedido al PP y al PSOE que no "imposten diferencias" entre tres partidos que "se entienden" en los principales asuntos en Bruselas y que "están de acuerdo en el marco constitucional", porque ahora "se trata de unir".
En cambio, Ciudadanos mantiene que no apoyará un gobierno en el que esté Podemos porque estos dos partidos "no pueden ser más distantes" en su modelo territorial y en su concepción de Europa. "Nunca compartiremos un programa de gobierno ni de investidura con ellos", ha subrayado, criticando además que la formación de Pablo Iglesias reclame, con su petición de carteras ministeriales, "los resortes del poder puro y duro".