Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos confrontará en campaña el "populismo" de Podemos e IU con la "centralidad" y la "cordura" de C's

Advierte a la coalición de izquierdas de que en política "cinco más uno no siempre suman seis"
Ciudadanos hará frente a la coalición Podemos-IU en la campaña de las próximas elecciones generales intentando convencer a los españoles de que esta alianza se sitúa en un extremo del espectro político y recurre al populismo, frente a la "centralidad" y la "cordura" que, a su juicio, representan las propuestas de la formación naranja.
Durante la negociación entre Izquierda Unida y el partido morado para concurrir juntos a los comicios del 26 de junio, el presidente de C's, Albert Rivera, ha advertido de que Podemos ya no podrá seguir diciendo que es "nueva política", porque se alía con el PCE --integrado en IU-- y el comunismo es una ideología "obsoleta".
Para Rivera, el partido liderado por Pablo Iglesias se ha definido ideológicamente al pactar con IU y ha abandonado definitivamente el discurso de la transversalidad y de que representa a "los de abajo" frente a "los de arriba". Y cree que eso facilita a Ciudadanos su campaña frente a un rival que por fin "dice lo que piensa".
En Ciudadanos creen que los votantes tomarán nota de esto y que a muchos de ellos no les gustaría, por ejemplo, que la política económica del Gobierno estuviese en manos "del PCE".
PROPUESTAS ECONÓMICAS CREÍBLES
Según la formación naranja, estos partidos hacen promesas "imposibles de cumplir". Frente a eso, pondrá en valor las medidas contenidas en el programa electoral de Ciudadanos, que generan, en su opinión, credibilidad y confianza.
Para reforzar esta idea, añadirá una memoria económica al documento con el que se presentó a las elecciones de diciembre y hará una serie de ajustes para adaptar sus medidas a la nueva coyuntura económica de España, tras conocerse el empeoramiento de la previsión de déficit público.
Durante la campaña electoral, el partido presidido por Albert Rivera señalará que el 26-J los españoles tendrán que elegir "entre la España de los bandos y la España de la oportunidad", recordando que en la etapa de la Transición "ganó el centro".
A su juicio, lo que quieren los ciudadanos es un gobierno estable que actúe desde "el reformismo, la moderación y la voluntad de cambio", es decir, que haga grandes reformas pero "desde la cordura", como plantea C's.
De hecho, Rivera ha señalado que el 20 de diciembre el 65% de los votantes eligieron la "moderación" del PP, el PSOE o C's y se ha mostrado convencido de que esa opción también vencerá al "populismo" el 26 de junio.
EFECTOS ELECTORALES DISTINTOS SEGÚN LA COMUNIDAD AUTÓNOMA
Además, desde Ciudadanos intentan rebajar las expectativas electorales de la coalición Podemos-IU, ya que consideran que en política "cinco más uno no siempre suman seis", en referencia a los cerca de cinco millones de votos que obtuvo Podemos en los anteriores comicios y el millón que recibió Izquierda Unida-Unidad Popular.
Según sus cálculos, la alianza de izquierdas podría cosechar éxitos en comunidades como Andalucía, donde C's se quedó en cuarta posición el 20-D (por detrás del PSOE, el PP y Podemos) mientras que IU fue la quinta fuerza con casi un 6% de los votos, uno de sus mejores resultados por comunidades autónomas.
Por contra, Ciudadanos no prevé que la coalición Podemos-IU vaya a representar una amenaza en Castilla-La Mancha o en Castilla y León, regiones donde fue el tercer partido más votado en las últimas elecciones, por encima de la formación morada.
IMPROBABLE TRANSFERENCIA DE VOTOS
En cualquier caso, el último estudio postelectoral publicado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) muestra que la principal lucha por el voto es entre el PP y Ciudadanos. De los electores que estuvieron dudando entre dos partidos en las últimas elecciones generales, los más numerosos fueron aquellos que lo hicieron entre esas dos formaciones (el 16,9%).
También hubo otros votantes cuyo dilema fue si apoyar al PSOE o a Ciudadanos (9,6%), y un porcentaje similar (8,4%) dudó entre Podemos y el partido de Albert Rivera. Sin embargo, quienes estuvieron tratando de decidirse entre Ciudadanos e IU fueron solo el 0,7% de los dudosos.
Por otra parte, el Barómetro que el CIS dio a conocer el viernes pasado parece indicar que la transferencia de votos de Ciudadanos a Podemos y a IU sería mínima. Entre quienes afirman que ahora votarían a Podemos, solo un 0,4% dice que en diciembre escogió a Ciudadanos, y de los que ahora apoyarían a IU-UP, solo un 0,4% había votado a C's.