Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos dice que no dejará de insistir y hacer llamadas para que el PP se reúna con PSOE y C's

El secretario general del grupo de Ciudadanos en el Congreso, Miguel Gutiérrez, ha afirmado este jueves que su partido no dejará de insistir y hacer llamadas para que el equipo negociador del PP acceda a reunirse con el del PSOE y el de la formación naranja.
Tras indicar que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, no les ha llamado aún, Gutiérrez ha asegurado que Ciudadanos hará las llamadas necesarias para que se produzcan encuentros 'a tres' entre los tres partidos, no reuniones bilaterales como propone el líder del PP.
"No vamos a dejar de insistir", sino que "haremos todo lo que esté en nuestras manos" para que "no puedan decir que no se les ha llamado o invitado", ha dicho en declaraciones a los periodistas en la Cámara Baja, refiriéndose tanto al PP como a Podemos y otras fuerzas políticas.
El objetivo es analizar el acuerdo de gobierno con 200 reformas que firmaron el PSOE y la formación de Albert Rivera antes de la investidura fallida del socialista Pedro Sánchez, para que sus interlocutores les digan qué les gustaría cambiar o añadir.
En este sentido, ha rechazado la opción que defiende el PP de "poner el contador a cero" y partir de "un papel en blanco". También ve "absolutamente incomprensible" que los 'populares' deseen un gran acuerdo con el PSOE y Ciudadanos "pero no se quieran sentar".
ENTIENDEN QUE PODEMOS NO QUIERA HABLAR DEL DOCUMENTO
Lo que sí se esperaban, según ha dicho, es que Podemos no quisiera debatir sobre un documento que propone "un proyecto constitucionalista" que defiende la unidad de España y descarta la celebración de referendos de independencia.
Sin embargo, al partido de Albert Rivera le gustaría dialogar con la formación morada y que las "fronteras infranqueables", si las hay, aparezcan después de sentarse, no antes.