Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos es el partido más perjudicado por la Ley Electoral, con 694.470 votos sin representación

Ciudadanos ha resultado ser el partido más perjudicado por la Ley Electoral, con 694.470 votos que no se han traducido en escaño en el Congreso de los Diputados, lo que supone el 22,23% del total obtenido en las elecciones generales de este domingo.
Según el voto cosechado por las distintas candidaturas y analizado por Europa Press, un total de 3.123.769 electores eligieron las papeletas de Ciudadanos, pero sólo 2.429.299 se verán representados en la Carrera de San Jerónimo por los 32 diputados de C's.
Por contra, los 694.470 electores que optaron por el partido de Albert Rivera en 32 circunscripciones, entre ellas A Coruña, Ciudad Real, Girona, Huesca o Zamora, no tendrán representante 'naranja', ya que en dichas provincias Ciudadanos no ha obtenido ningún diputado.
Y ello a pesar de que en algunos de estos territorios la formación superó el porcentaje medio de voto obtenido a nivel nacional (13,05%), llegando al 16,40% en Guadalajara, al 15,77% en Salamanca, al 15,41% en Huesca o al 15,32% en Segovia.
PODEMOS Y CONFLUENCIAS, SEGUNDOS DAMNIFICADOS POR D'HONT
Tras Ciudadanos, ha sido la coalición Unidos Podemos la más 'damnificada' por la aplicación de la Ley D'Hont para repartir los escaños, ya que 288.677 de sus votos se han quedado sin traslación a las bancadas del Palacio de la Carrera de San Jerónimo.
En concreto, 259.974 de los 3.201.170 electores de Podemos-IU-Equo no tendrán diputados entre los 45 escaños de la coalición, concretamente los de 14 circunscripciones como Almería, Ávila, Cáceres o Palencia. Lo mismo le pasa a los 28.703 electores que votaron a En Marea (Podemos-Anova-EU) en Orense, que tampoco tendrán representante.
La proporción entre votos y escaños también tiene sus consecuencias entre los grandes partidos, aunque en su caso los perjuicios son muy limitados.
TAMBIÉN AFECTA A LOS GRANDES
Así, el PP ha visto desperdiciados 65.801 votos de los más de 7,9 millones obtenidos, lo que supone quedarse sin representante por las provincias de Guipúzcoa y Gerona. En el caso del PSOE han sido sólo 36.018 de las 5,42 millones de papeleteas, ya que los socialistas se han quedado sin diputado en Lleida y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.
Lo sufren asimismo partidos de ámbito territorial como EH Bildu, ya que más de una cuarta parte de sus respaldos no han servido para obtener escaño (los 47.151 de Álava y Navarra), y Coalición Canaria, pues los 17.957 votantes de Las Palmas (el 23% del total) se han quedado sin asiento en la Cámara Baja. Eso sí, en el caso de estos partidos territoriales el coste en votos de cada uno de los escaños logrados es mucho menor que el que necesitan Ciudadanos o Unidos Podemos.
Por su parte, todos los votantes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y del Partido Nacionalista Vasco (PNV) contarán con diputado, lo mismo que quienes han elegido a las confluencias de Podemos en Cataluña (En Comù Podem) y en la Comunidad Valenciana (Podemos-Compromís).