Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colau afirma que las urnas pueden "cesar" a Jorge Fernández si él no dimite y pide que investigue la Fiscalía

Todos los grupos municipales menos el PP piden la dimisión de Jorge Fernández y De Alfonso
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha advertido este miércoles al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que la ciudadanía le puede "cesar" en las elecciones generales del domingo si él no dimite antes por las conversaciones publicadas con el director de la Oficina Antifrau de Catalunya (Oac), Daniel de Alfonso, en que hablaban presuntamente de buscar eventuales casos de corrupción de CDC y ERC.
En declaraciones desde el Ayuntamiento, ha secundado además la moción de ERC de este mismo miércoles en que se pide que el Gobierno municipal reclame la dimisión de Fernández y De Alfonso: el texto se ha aprobado en comisión con el apoyo de todos los grupos menos el voto en contra del PP.
Además, ha criticado la reacción del ministro y la del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy: "Han pretendido normalizarlo y decirnos que no pasada nada", lo que ella considera inaceptable.
La primera edil ha hecho un "llamamiento masivo a la movilización electoral", y ha dicho que la ciudadanía debe decir que piensa sobre el hecho a través del voto, ya que según ella si se normalizan estas situaciones, la democracia sale debilitada.
Colau ha dicho que "la ciudadanía podrá hacer asumir estas responsabilidades políticas a través de su voto", de manera que la gente tendrá la última palabra si el ministro no renuncia al cargo.
FISCALÍA DEBE INVESTIGAR
Ada Colau considera probado que se han estado "fabricando pruebas contra adversarios políticos", y cree que incluso Fiscalía debe investigar si hay consecuencias penales.
Para ella, las conversaciones reflejan una "conspiración ante adversarios políticos" y un abuso de poder porque se hace con toda la fuerza pública que tiene el Ministerio del Interior.
Considera que "no deja de ser una forma de corrupción", por lo que ha apelado a la salud de la democracia para reaccionar unánimemente contra esta actitud.
HECHOS "MUY GRAVES"
"Son unos hechos muy graves y no se pueden aceptar, y si en cualquier caso no hay una asunción de responsabilidades, de aquí a pocos días habrá elecciones y la ciudadanía tendrá la última palabra para cesar este tipo de comportamientos", ha dicho la primera edil.
Ha insistido en que el "mensaje más importante" es que la ciudadanía no se puede resignar a las malas praxis, que según ella, ejerce el partido del Gobierno central, y ha aseverado que en cualquier país de cultura firmemente democrática esto representaría dimisiones inmediatas.
"LAS PALABRAS ESTÁN AHÍ"
Preguntada sobre las afirmaciones de Fernández en las que censuraba que se publicara las informaciones a cuatro días de las elecciones y ha asegurado que faltaba conocer el contexto, Colau ha sostenido que "si existiera algún contexto que desconocemos, debería explicarlo, pero las palabras están ahí", tras lo que ha dicho que no entrar en el contenido no es aceptable.
"Si el ministro quiere dar más explicaciones bienvenidas sean, que explique el contexto y el conjunto de las conversaciones; pero las palabras están ahí y son muy claras. No se puede hacer rechazar entrar en el contenido de las conversaciones con el argumento que había contexto y más conversación", ha aseverado Colau, tras lo que ha pedido a Fernández Díaz que no rehuya sus responsabilidades.