Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colau califica de "injustificables" los disturbios en Gràcia y señala que son protestas minoritarias

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha calificado este miércoles como "totalmente injustificables" los disturbios y destrozos en el barrio de Gràcia durante las últimas noches tras el desalojo del Banc Expropiat, pero ha señalado que se tratan de protestas minoritarias en comparación con las manifestaciones "pacíficas" que también se han opuesto a la desaparición de esta sucursal 'okupada' en el barrio barcelonés. "No solo no lo justificamos, sino que pedimos que se acabe ya", ha proclamado.
En una entrevista a la Cadena Ser recogida por Europa Press, Colau ha afirmado que los sucesos de las últimas dos noches resultan "indefendibles" por provocar destrozos en el mobiliario urbano y en los vehículos de vecinos, pero ha reclamado "separar" estos altercados de las "reivindicaciones sociales" y de la actividad "sin incidentes" que se ha desarrollado en el local desalojado durante los últimos años.
"Lo pensaba antes y ahora, la violencia no es solución a ninguna protesta", ha afirmado Colau al ser preguntada por los incidentes entre manifestantes y policías, y ha defendido el desarrollo pacífico de la "actividad política, cultural y social" de espacios como el Banc Expropiat que, en opinión de la regidora, son "una riqueza" para la capital catalana. Además, Colau considera "una pena que por intereses especulativos" haya "locales vacíos durante años" como el desalojado el pasado lunes en el barrio de Gràcia.
La alcaldesa de Barcelona ha reiterado el ofrecimiento de su consistorio a "mediar" para reubicar la actividad del Banc Expropiat a otro local, aunque ha reconocido que los responsables de este espacio ya rechazaron la propuesta del Ayuntamiento antes de que se produjera el desalojo.
Además, Colau ha recordado que su gobierno municipal comunicó al Banc Expropiat que el Ayuntamiento, a iniciativa del equipo de su antecesor en el cargo Xavier Trias, portavoz ahora de CDC en el consistorio, estaba pagando el alquiler del local sin conocimiento de los 'okupas', y que tras conocer las situación, los responsables de este espacio pidieron que dejara de utilizarse dinero público en el arrendamiento de la antigua sucursal, asumiendo el inminente desalojo.