Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colau anima a los municipios a marcar una agenda propia ante los "límites" estatales y europeos

Valencia, Zaragoza y Barcelona, partidarias de "unir esfuerzos" en grandes temas
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha animado este miércoles a los municipios a marcar una agenda propia y a compartir prácticas de éxito para superar los "límites" del Estado y de la UE, según ha afirmado en un debate de políticas urbanas en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB).
En el debate, protagonizado también por los alcaldes de Zaragoza, Pedro Santisteve, y de Valencia, Joan Ribó, Colau ha afirmado: "Hay que marcar una agenda propia y prácticas de éxito para demostrar que las cosas que dice el Estado que no se pueden hacer se pueden hacer".
"Se está viendo que los ayuntamientos pueden y deben ser más protagonistas ante los estados fallidos", ha dicho la primer edil de Barcelona al mencionar los grandes temas que el Estado elude escudándose en la burocracia o la falta de recursos, como la violencia machista, la pobreza infantil, los desahucios y los refugiados, una crisis sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial.
Por eso, ha abogado por una política en red de las nuevas candidaturas municipalistas --como las que representan los alcaldes presentes en el debate-- que trabaje sobre estas grandes cuestiones de forma colectiva, ya que "el Estado no está ni se le espera", ha añadido.
NUEVO MUNICIPALISMO
Según ella, el nuevo municipalismo pasa por "repolitizar la política municipal", entender la ciudad como proyecto colectivo, y tener instituciones flexibles y permeables en contraposición a la vieja política, basada en estructuras de participación que se han convertido en fines por sí mismas por delante de los intereses de la ciudadanía.
Joan Ribó también ha mencionado la necesidad de unir esfuerzos con otros grandes municipios del Estado, algo que se ha propuesto su equipo de gobierno, y ha repasado algunas de las políticas implementadas en sus primeros 100 días en el consistorio.
El nuevo Ayuntamiento de Valencia, gobernado durante 24 años por la popular Rita Barberá, ha aplicado el reglamento de normalización lingüística aprobado desde 1995 pero nunca desplegado, recibido a personas de la institución y de la calle, refinanciado la deuda, y promovido la transparencia y la vivienda social, entre otras medidas.
Pedro Santisteve ha recalcado que es importante que las ciudades estén conectadas para "apoyar e intercambiar experiencias", puesto que parte de los problemas surgen de un marco común y necesitan una respuesta colectiva.