Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colau apuesta por combatir el yihadismo evitando desigualdades y segregación en las ciudades

La primera edil de L'Hospitalet pide reforzar el rol de los alcaldes en el ámbito de seguridad
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha apostado este jueves por combatir y prevenir el terrorismo yihadista evitando las desigualdades y la segregación en las ciudades, ya que considera que las "radicalizaciones encuentran su fermento en la desigualdad, la falta de expectativas de la gente joven, en prácticas de exclusión y la discriminación social".
"Hemos comprobado en los horribles atentados de París y de otras ciudades que, si bien el yihadismo responde a conflictos globales, la radicalización tiene que ver con problemas que son nuestros", ha destacado Colau en la apertura del Foro Español para la Prevención y Seguridad Urbana, que ha inaugurado en la capital catalana junto a la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y presidenta del foro, Núria Marín.
Tras resaltar que en Barcelona no existe una amenaza terrorista concreta más allá de la amenaza global, ha avisado de que terroristas "han nacido y crecido en las mismas ciudades en las que han atentado en barrios pobres, y eso es competencia municipal, para que nadie se quede aislado y que todo el mundo tenga oportunidades", algo para lo que ha recordado que impulsan el Plan de Barrios.
CONTRA LA ISLAMOFOBIA
"El riesgo de fractura que han generado las últimas décadas de políticas neoliberales han llevado a dos barcelonas, en las que en un territorio cohesionado hay diferencias abismales que no nos podemos permitir. No nos podemos permitir esa brecha, no sólo por moralidad y ética, sino también porque es un problema de seguridad de primer orden", ha avisado Colau.
Ha destacado que el terrorismo yihadista --"esa amenaza global sin rostro e impredecible que escapa a nuestras humildes competencias locales"-- puede provocar una proliferación del racismo y la islamofobia, algo que ha destacado que se debe evitar, ya que defiende que ningún colectivo puede ser estigmatizado por razones de seguridad, para lo que prevén incluir un plan contra la islamofobia en el Programa de Actuación Municipal (PAM).
VIOLENCIA DE GÉNERO
La alcaldesa ha marcado como una de sus prioridades combatir la violencia de género --considera que cada mujer asesinada y agredida por el hecho de serlo es un fracaso de la administración--, y ha criticado: "No se entiende que en los últimos años no esté siendo absolutamente la prioridad de las agendas políticas".
"Es necesario abordar la violencia de género como una política de primer orden. Debe ser una política estructural que impregne las políticas de nuestras ciudades, porque no nos podemos permitir ni una muerte más", ha aseverado Colau, que ha resaltado que la seguridad en el espacio público también para las mujeres está muy relacionada con la actividad en los barrios.
"CUANDO MÁS MIEDO HE PASADO"
"Cuando hay vida en las calles, todos estamos más seguros", ha sostenido la primera edil, que ha relatado la experiencia con la que ha pasado más miedo, una ocasión en la que volvía sola y de noche a casa y sin saldo en el móvil cuando un hombre paró delante de ella con comentarios lascivos e intención de agredirla, con lo que se sintió acorralada.
Ha explicado que, cuando no sabía si echar a correr porque era consciente de que el hombre la alcanzaría, apareció un joven cantando y en monopatín, que la ayudó y la acompañó luego a casa, por lo que ha insistido en que la vida en las calles proporciona seguridad, y ha resaltado: "Para mí, la seguridad es un chico joven cantando sobre un monopatín".
ORDENANZA DE CIVISMO
Preguntada en declaraciones a los periodistas por la Ordenanza de Civismo, Colau ha insistido en que requiere una revisión profunda que aborde el concepto de convivencia y que evite criminalizar a personas vulnerables: "Que se ponga el foco sobre colectivos vulnerables no tiene sentido y es moralmente reprobable".
Tras sostener que la ordenanza está desfasada, ha señalado que han impulsado un grupo de trabajo interno para empezar a revisar algunos de sus elementos, y ha avisado de que, "cuando se recurre a sanciones, es el fracaso de las políticas preventivas que evitan situaciones" de conflicto.
"La prevención no debe ser sólo policial, debemos ampliar las políticas sociales como intervención preventiva", ha defendido la alcaldesa, que ha afirmado que la seguridad es un bien colectivo que se debe preservar a través del trabajo en de y la colaboración de todos los actores de la sociedad.
NÚRIA MARÍN
La alcaldesa de L'Hospitalet ha destacado que las ciudades han cambiado y se han vuelto más complejas y diversas con la crisis económica, que considera que ha provocado un aumento de la inseguridad, y ha asegurado que la situación requiere "una solución compleja" con la colaboración y coordinación del resto de administraciones y de cuerpos policiales.
Ha defendido que se debe reforzar el rol de los alcaldes en el ámbito de seguridad por su conocimiento de la realidad cotidiana, para que tengan "la posibilidad no sólo de coordinar políticas, sino de ejercer como autoridad en el territorio en materia de seguridad".