Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colectivos de apoyo a presos de ETA también se desmarcan del incendio de autobuses en Loiu (Vizcaya)

La asociación de familiares de presos 'Etxerat' y la red 'Sare' por el retorno de personas presas y exiliadas y a favor de los derechos humanos han emitido sendos comunicados desmarcándose de la quema de cinco autobuses que tuvo lugar este jueves en la localidad vizcaína de Loiu y que fue reivindicado en nombre de los presos enfermos de ETA.
Etxerat considera que estos actos "no aportan nada ni ayudan en la resolución" de la situación de los reclusos por la que este colectivo trabaja, y ha destacado que "este hecho genera una gran preocupación".
Además, este grupo se defiende de las interpelaciones "lanzadas veladamente desde el Gobierno Vasco", en referencia a su petición de condena a organizaciones "cuyas reivindicaciones en materia de presos coinciden de manera prácticamente literal con el comunicado de reivindicación" del sabotaje por parte de un grupo que asegura apoyar a los reclusos.
Desde Etxerat señalan que sus miembros "nunca han elegido ser familiares de una persona represaliada". Sin embargo, dicen sentirse objeto de "la vulneración de derechos de la actual política penitenciaria", al igual que sus familiares.
En la misma línea, Sare manifiesta su rechazo a la quema de autobuses en Loiu (Vizcaya), desmarcándose "de manera clara" y subrayando que, en el camino para "dar una solución al conflicto que dura años y años, ninguna receta del pasado tiene cabida".
La plataforma aprovecha su comunicado para remarcar la "grave situación" de las personas presas enfermas e insisten en que "la vuelta a casa de todas ellas es factor indispensable para paliar la situación que padecen".
SORTU: "ACTÚAN EN SU PROPIO NOMBRE"
La portavoz Sortu, Amaia Izko, ya había afirmado que el grupo que asumió este jueves la quema de cinco autobuses en la localidad vizcaína de Loiu "actúa en su propio nombre", apuntando que no queda "en absoluto claro" si es un grupo de apoyo a los presos. Además, rechazó la posibilidad de que haya una escisión en ETA que pretenda volver a ejercer la violencia.
El partido integrado en EH Bildu también emitió un comunicado en el que expresaba su "total y absoluto rechazo a este hecho, que se coloca, sin ninguna duda, fuera de la izquierda abertzale", asegurando además, que la situación que hoy se vive en Euskal Herria "es definitiva y no tiene marcha atrás".
¿UN NUEVO MOVIMIENTO?
Precisamente hace unos meses se dio a conocer un nuevo movimiento en el seno de la izquierda abertzale llamado 'Aministía Ta Askatasuna' y con la vocación de representar a los intereses de presos y huidos de ETA, pero distinto de los anteriores.
En su documento fundacional, recogido por Europa Press, este grupo cargaba contra la estrategia de Sortu y del Colectivo de Presos de ETA, EPPK, por acogerse a los beneficios penitenciarios recogidos en la ley. "Mientras las causas por las que surgió el conflicto en Euskal Herria sigan existiendo, no habrá solución real, tan sólo un parcheo que nos condena a que la situación se repita una y otra vez", decían.