Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colombia apela a "la prudencia y discreción" para resolver la crisis con Ecuador

El canciller colombiano, Jaime Bermúdez, apeló a "la prudencia y discreción" en las declaraciones y en los datos sobre el bombardeo de Angostura del 1 de marzo pasado para poder llegar a normalizar las relaciones con Ecuador, según publica hoy el diario ecuatoriano El Universo.
En una entrevista, que de acuerdo con el diario se realizó el pasado 13 de febrero en el encuentro académico binacional en el departamento colombiano de Nariño, Bermúdez afirmó que lo importante en este momento es que, "con prudencia en las declaraciones, encontremos los mecanismos para normalizar las relaciones".
El 1 de marzo de 2008 el Ejército colombiano bombardeo un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Angostura, Ecuador, en el que murió el portavoz internacional de esa guerrilla Luis Édgar Devia, alias "Raúl Reyes", y otras 25 personas.
Dos días después del bombardeo, el Gobierno del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, rompió relaciones diplomáticas con Colombia por considerar que se había violado la soberanía territorial de Ecuador, situación que se mantiene hasta hoy.
En la entrevista, Bermúdez reiteró en varias ocasiones que "lo importante en esta etapa es la prudencia y la discreción en las declaraciones".
Ecuador exige a Colombia el cumplimiento de cinco requisitos "mínimos" para restablecer las relaciones, entre otros, que reconozca la ayuda de Ecuador ante la situación de los refugiados y desplazados y que el país vecino tenga un mayor control sobre la zona fronteriza.
Además, el Gobierno ecuatoriano exige que su homólogo vecino deje de acusar a las autoridades nacionales de vínculos y relaciones con la guerrilla de las FARC y una reparación efectiva por la violación territorial.
Por último, Quito le exige a Colombia que le sea facilitada toda la información concerniente al bombardeo de Angostura, ante lo que Bermúdez prefirió no pronunciarse "porque hay cosas en las cuales hay seguramente diversidad de criterios".
"En este momento no estamos en una situación para formular de lado y lado qué acepta uno y qué es lo que no acepta", afirmó y señaló que el momento correcto para discutir "las condiciones de lado y lado" será "cuando nos reunamos, cuando exista el escenario apropiado".
Según Bermúdez, para solucionar la crisis diplomática, su país intenta "facilitar el proceso que está liderando la Organización de Estados Americanos (OEA), buscar escenarios de acercamiento, participar en los eventos binacionales" y "sobre todo (...) prudencia y discreción en las declaraciones", apostilló.