Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comienza en Guatemala la recepción de pruebas por el asesinato diputados al Parlacen

Según el fiscal del caso, el Ministerio Público presentará al tribunal al menos 499 pruebas materiales y científicas que inculparían a los 9 detenidos en el asesinato de los tres diputados y su chófer. EFE/Archivotelecinco.es
Un tribunal de Guatemala comenzó hoy la recepción de pruebas de cargo y descargo contra nueve implicados en el asesinato, en febrero de 2007, de tres diputados salvadoreños al Parlamento Centroamericano (Parlacen), informó una fuente judicial.
El Ministerio Público (MP) y los abogados de los nueve guatemaltecos detenidos como sospechosos de participar en el crimen, tendrán un plazo de 8 días a partir de hoy para presentar todas las pruebas, según la jueza del tribunal, Yasmín Barrios.
Según el fiscal del caso, Edwin Marroquín, el MP presentará al tribunal al menos 499 pruebas materiales y científicas que inculparían a los 9 detenidos en el asesinato de los tres diputados y su chófer.
Los abogados de los imputados también tienen previsto presentar una serie de pruebas en favor de sus clientes para evitar que sean juzgados.
Entre los capturados figura el ex diputado guatemalteco Manuel de Jesús Castillo, señalado de ser el supuesto autor intelectual de la muerte de los legisladores salvadoreños, y quien fue detenido en agosto de 2008.
Las principales evidencias con que cuenta la Fiscalía para relacionar a Castillo con los crímenes son un listado de llamadas telefónicas que éste habría intercambiado, antes, durante y después del cuádruple asesinato, con Carlos Gutiérrez, alias "Montaña 3", quien es señalado de "coordinar" la matanza.
También están detenidos dos ex policías y otros cinco integrantes de una banda de narcotraficantes, mientras que otro agente de la Policía Nacional de Guatemala (PNC) se encuentra prófugo de la justicia.
Una vez reciba las pruebas de las partes, la jueza Yazmin Barrios deberá decidir la fecha para el inicio del juicio por el crimen de los tres diputados al Parlacen y su chófer.
Los nueve detenidos son acusados de los delitos de cuádruple asesinato, conspiración, asociación ilícita y encubrimiento propio.
El 19 de febrero de 2007 los cuerpos de los diputados al Parlacen Eduardo D'Abuisson, William Pichinte y José González, junto a su chófer, Gerardo Ramírez, fueron encontrados calcinados dentro de un vehículo en una carretera que de Guatemala conduce a El Salvador.
Una de las principales líneas de investigación sobre el móvil de la matanza ha sido el narcotráfico internacional, ya que en octubre de 2007, el entonces presidente de Guatemala, Oscar Berger, aseguró que grupos vinculados a esos grupos estuvieron detrás de los crímenes.
Por esos asesinatos, que conmocionó a las sociedades salvadoreña y guatemalteca, y puso en evidencia la infiltración de grupos del crimen organizado en la PNC, se capturó inicialmente como autores materiales a cuatro agentes guatemaltecos.
Sin embargo, el 25 de febrero de 2007, dos días después de haber sido detenidos, los agentes fueron asesinados dentro de la cárcel de máxima seguridad donde fueron recluidos.
Los agentes fueron identificados como Luis Arturo Herrera López, José Korky Estuardo López Arriaga, José Adolfo Gutiérrez y Marvin Langen Escobar Méndez.