Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comienza el juicio contra los dos acusados de matar a la limpiadora de un banco en Santa Cruz de Retamar (Toledo)

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Toledo juzgará este martes y el miércoles a las 10.00 horas a dos hombres --R.G.T y M.I.C--, acusados de matar de un disparo a la empleada de la limpieza de una sucursal bancaria de Santa Cruz de Retamar (Toledo), donde intentaron robar, y para los que el fiscal pide 40 años de prisión.
Según el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso a Europa Press, el Fiscal solicita, para cada uno de los acusados, quince años de prisión por un delito de homicidio, un año y seis meses de prisión por un delito por tenencia ilícita de armas y tres años y seis meses de prisión por un delito de robo con violencia en grado de tentativa.
El fiscal, que considera que concurre la agravante de disfraz en el delito de homicidio y el de robo, pide también tres años y cinco meses para un tercer acusado, que participó junto a estas dos personas en el intento de robo de esta sucursal --R.G.H--, por un delito con violencia en grado de tentativa.
SUCEDIÓ EN MAYO DE 2012
Según las conclusiones provisionales del Fiscal, los hechos se remontan al día 4 de mayo de 2012, cuando sobre las 8.00 horas, los tres acusados se personaron en una furgoneta en la sucursal bancaria Caja Rural de este municipio. Dos de ellos --R.G.T y M.I.C-- accedieron a la sucursal con el rostro cubierto y disfrazados con ropa de trabajo, portando cada uno una pistola de las que carecían de licencia; mientras el tercero --R.G.H-- les esperaba en la calle con la intención de facilitar su huida.
Una vez en el interior de la sucursal, los dos acusados sentaron en los asientos del público a la directora de la sucursal, al director territorial y a una empleada, apuntándoles con las pistolas y maniatándoles con bridas, mientras esperaban la apertura de la caja fuerte, según indica en su escrito el Ministerio Fiscal.
Acto seguido, los dos acusados preguntaron a la empleada si tenía que venir alguien más, a lo que esta respondió que tenía que venir la mujer de la limpieza, relata el Ministerio Público.
En esos instantes, se personó en la sucursal la empleada de la limpieza --M.M.C--, y los dos acusados se dirigieron a ella con el propósito de obligarla a entrar. Al resistirse, R.G.T la agarró por el brazo y la disparó, causándole la muerte. Tal y como indica la Fiscalía, los acusados abandonaron rápidamente la sucursal en la furgoneta a consecuencia del incidente, sin lograr su propósito.
El Ministerio Público también solicita que los dos acusados R.G.T y M.I.C indemnicen con 70.000 euros a los herederos de la mujer fallecida. Los acusados actualmente están en situación de prisión provisional.