Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comisionado de Marca España cree que el 'no' en Escocia resta eco al independentismo catalán en el extranjero

Admite que España debe mejorar su imagen en los ámbitos de corrupción y respeto a la ley y relata elogios a los inmigrantes en Alemania
El alto comisionado del Gobierno para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, cree que el rechazo a la independencia de Escocia en el referéndum del pasdo septiembre "apaga y cierra", fuera de España las aspiraciones del independentismo catalán.
"En un país como Inglaterra se ha liquidado el tema y no parece que otro país pueda venir con la misma historia, o con una historia distinta porque es un desafío a la Constitución y no un pacto como entre Escocia e Inglaterra", ha dicho en declaraciones a la Cope recogidas por Europa Press.
En su opinión, los gobernantes catalanes están "actuando con una gran irresponsabilidad" y eso se se está traduciendo en actitudes que "van a perjudicar a Cataluña" y al conjunto de España. Eso sí, ha reconocido que en su última gira por varios países asiáticos no le han preguntado por la situación de Cataluña, tal vez por la "cortesía" propia de esos países que suelen evitar preguntas comprometidas.
Espinosa de los Monteros se ha declarado un convencido de que "el mundo es cada vez más global", de manera que "los planteamientos aldeanos y de pequeña escala tienen cada vez menos sentido" y producen "inquietud, trastornos y alteraciones en el sentido normal de la marcha de las cosas".
EL PRINCIPAL RIESGO, EL CRECIMIENTO DE EUROPA
El alto comisionado ha defendido que la marca España "vende cada vez mejor" y que en los "dos últimos años ha mostrado un cambio muy sustancial" y ve razones para el optimismo. Según ha dicho, el mayor riesgo que se percibe por parte de los potenciales inversores extranjeros es "si el crecimiento arranca o no en Europa".
Además, ha reconocido que la imagen exterior de España en algunos aspectos, especialmente "en la seriedad", "en ser percibido como un país que cumple sus compromisos y que es puntual además de tener encanto" y en "áreas como la corrupción y el respeto a la ley".
LOS ESPAÑOLES, LOS INMIGRANTES MEJOR VALORADOS EN ALEMANIA
Entre sus razones para el optimismo está la alta valoración que tienen los deportistas, arquitectos, médicos y trabajadores españoles en el extranjero. De hecho, ha relatado que recientemente el ministro alemán de Seguridad Social le dijo que "de todos los inmigrantes de todas las nacionalidades que han emigrado a Alemania los que han dejado mejor imagen han sido los españoles"
"Pertenecemos a un país impresionante del que tendríamos que estar orgullosos y que algunos se empeñan en cargarse", ha relatado, apelando incluso a una frase del que fuera canciller Otto von Bismarck (1815-1898), que dijo que el país que más admiraba después de Prusia era España, "porque llevan 400 años queriendo cargársela y no lo han conseguido".