Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Comité Federal del PSOE debatirá el sábado sobre el escenario político, pero sin ninguna propuesta de acuerdo

El Comité Federal del PSOE debatirá el próximo sábado sobre el escenario político, pero no tendrá ocasión de pronunciarse sobre ninguna propuesta de acuerdo, ya que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, no presentará a sus compañeros del partido una oferta de pactos, en espera de que finalice la ronda de conversaciones que iniciará este miércoles el Rey y que no terminará hasta el próximo martes, han informado a Europa Press fuentes socialistas.
Sin embargo, en la cita del sábado sí se podrá conocer la opinión de los dirigentes territoriales sobre la situación, que el secretario general del PSOE ya está pulsando desde ayer. Y será inevitable el análisis de la oferta de pacto de Podemos, en la que la dirección no quiere profundizar todavía, y que ha soliviantado a socialistas históricos y a algunos 'barones' del partido.
Según han confirmado a Europa Press fuentes socialistas, el líder de los socialistas mantiene que sigue siendo el presidente en funciones del Gobierno, Mariano Rajoy, el primero en someterse a un pleno de investidura y, por eso, no hará ningún movimiento hasta que termine la nueva ronda de conversaciones la próxima semana.
De hecho, en el orden del día de la reunión de este sábado, el único punto que figura, además del informe político del secretario general, es la aprobación de la fecha del 39 Congreso del partido, que tendrá lugar entre marzo y junio.
El secretario de Organización del PSOE, César Luena, apuntó ayer que no se prevé que el sábado se apruebe una nueva resolución política, ya que la 'hoja de ruta' para la formación de gobierno la marcó ya el Comité Federal el pasado 28 de diciembre.
PRIMERO, RAJOY
Después de que el líder del PP declinara presentar su candidatura, como le pidió el monarca al finalizar la primera ronda de contactos el pasado viernes, los socialistas han insistido en que Rajoy debe acudir al Congreso o renunciar para siempre y rechazan ponerse en otro escenario.
Así, han insistido en que no van a iniciar conversaciones con ningún partido político, tampoco con Podemos, que les urge a mover ficha desde el pasado viernes, cuando puso encima de la mesa un gobierno de coalición en el que Pablo Iglesias quiere ser vicepresidente.
Tras una primera respuesta en la que Sánchez hizo hincapié en que los votantes del PSOE y de Podemos no entenderían que sus dirigentes no llegasen a un acuerdo, el discurso de los socialistas se ha endurecido y se han multiplicado las advertencias desde los territorios.
Y previsiblemente este asunto protagonizará el Comité Federal del sábado. Ese día, el debate comenzará con el informe político del líder de los socialistas y continuará con las intervenciones, ya a puerta cerrada, de los miembros del Comité Federal que soliciten la palabra.
El secretario de Organización del PSOE aseguró ayer que Sánchez va a ir "de la mano" del Comité Federal y va a ser fiel a la resolución que aprobó el pasado 28 de diciembre. Aseguró que va a actuar pensando en el interés general y, por eso, se mostró convencido de que de esta manera el partido "no puede correr ningún tipo de riesgo".
Luena insistió en que la estrategia ya está marcada y apuntó que no es necesario que el Comité Federal refrende un pacto de investidura o de gobierno, aunque dejó la puerta abierta a su convocatoria. Fuentes de la dirección aseguraron después que, si se llegara a algún acuerdo con otros partidos, se reunirá de nuevo al máximo órgano del PSOE entre congresos.
De momento, y a pesar de la oferta de Podemos, el PSOE insiste en que no va a iniciar todavía ninguna negociación y no quiere hablar de pactos. Así las cosas, el sábado la única decisión concluyente que se espera es la de la fecha del 39 Congreso, aunque con la previsión de que podría ser modificada si se convocan nuevas elecciones. Sánchez está sondeando también durante esta semana a los 'barones' sobre cuál consideran que es el mejor momento para celebrar este cónclave.