Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Compromís tratará de conformar grupo propio en el Congreso y, si no le dejan, se integrará en el Mixto

Compromís intentará de nuevo conformar grupo parlamentario propio en el Congreso, como ya hiciera en la pasada legislatura, y en caso de que la Mesa de la Cámara Baja esta vez tampoco le dé el visto bueno, sus cinco diputados volverán a integrarse en el Mixto y no se quedarán con Unidos Podemos.
El portavoz parlamentario de Compromís, Joan Baldoví, ha adelantado a Europa Press que en esta XII Legislatura, que se inaugurará el próximo 19 de julio, la coalición valenciana, cuyos socios mayoritarios es el Bloc (BNV) e Iniciativa (IPV), no cejará en su empeño de tener voz propia en la Cámara Baja.
El pasado mes de enero, Compromís ya rompió la alianza que tenía con Podemos y, tras ver rechazada su petición de crear un grupo propio, decidió abandonar el grupo morado y pasarse al Grupo Mixto.
VOLVERÁ A PROBAR SUERTE
En aquella ocasión, la Mesa de la Cámara rechazó el grupo de Compromís porque el 20D no había logrado el mínimo de cinco diputados --obtuvo cuatro escaños--, y porque no respetaba el artículo del Reglamento que impide que diputados de la misma candidatura puedan formar grupos separados.
Ahora la formación que lidera Mónica Oltra tiene un diputado más y ya tiene el mínimo de cinco escaños pero sigue teniendo el problema de haber presentado en las elecciones una candidatura conjunta con Podemos e IU: el Reglamento exige, además de los escaños, un porcentaje de voto del 15% y el que consiguió la coalición 'A la Valenciana' no se puede repartir ni asignar en su totalidad a Compromís.
Pese a todo, volverán a 'probar suerte'. Según arguye Baldoví, la clave está en que el PP y Ciudadanos no sumen mayoría en la Mesa del Congreso y que, por tanto, los partidos de "progreso" puedan hacer una interpretación más laxa del Reglamento, como se ha hecho en el pasado con otros casos similares.
Pero en caso de que el próximo órgano de gobierno de la Cámara rechazara su solicitud de tener voz propia en el Congreso, Baldoví ya adelanta que, al igual que en enero, sus diputados no seguirán en Unidos Podemos, sino que se integrarán en el Grupo Mixto.
EN EL MIXTO, EL PARTIDO MAYORITARIO SERÁ CDC
Si así fuera, Compromís no sería esta vez el partido mayoritario del Mixto ya que, por primera vez, Convergència (CDC) ya no cumple los requisitos que marca el Reglamento para formar grupo propio, pese a sus ocho diputados.
Y es que CDC no sólo no ha conseguido el 15% de los votos en todas las circunscripciones catalanas (se queda por debajo en dos de ellas), sino que tampoco alcanzó ese porcentaje en el conjunto de Cataluña, que es el argumento que les salvó en enero y que PP y PSOE aceptaron en la Mesa para facilitarles grupo propio.
Tras la constitución de las Cortes Generales el próximo 19 de julio, los partidos tendrán de plazo hasta el día 25, para crear los grupos parlamentarios, siempre que la Mesa del Congreso no amplíe ese plazo si lo considera oportuno.