Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Compromis entiende el sacrificio del perro de la afectada porque la salud de las personas está "por encima"

El diputado de Compromís-Equo en el Congreso, Joan Baldoví, cree que el Colegio de Veterinarios debería haber emitido un informe sobre la decisión de sacrificar al perro de la auxiliar de enfermería contagiada por ébola, pero ha reconocido que entiende la medida porque la situación requiere "medidas urgentes" y la salud de las personas está "por encima de todo".
"Creo que detrás del sacrificio debería haber algún informe que dijera si había peligro de contagio", ha dicho Baldoví en declaraciones a los medios después de que la Comunidad de Madrid haya decretado por orden judicial el sacrificio del animal para evitar un posible riesgo de contagio.
A su juicio, el Colegio de Veterinarios o incluso el Colegio de Médicos serían los órganos adecuados para emitir un informe al respecto y dictaminar la mejor decisión, convocando para ello una reunión con la máxima celeridad posible.
Sin embargo, ha insistido en que "las personas son siempre lo primero" y, "ante la duda", Compromís entiende que la salud de los ciudadanos "está por encima" de cualquier otra consideración, consciente de lo doloroso que será esta decisión para la auxiliar de enfermería contagiada y su marido.
"Pero entendemos que siempre debe estar por encima de todo la salud pública de las personas --ha insistido--. La situación requiere medidas urgentes y entiendo que desde el Gobierno se debe instar a que el principio de la seguridad de las personas tiene que estar por encima de todo".
La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha adoptado la decisión de sacrificar al perro por orden judicial ante la negativa del marido de la afectaba, que se oponía a practicar la eutanasia al animal.
Una resolución ratificada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 2 de Madrid habilita a que se proceda al sacrificio del animal mediante las medidas adecuadas "para evitar su sufrimiento, utilizando las medidas de bioseguridad y biocontención adecuadas a este riesgo, y al traslado y posterior incineración del cadáver del animal".
La Consejería detalla que este perro estaba en la vivienda en "estrecho y permanente" contacto con la paciente afectada por el virus del ébola y sostiene que, de acuerdo con los hallazgos científicos disponibles, "supone un posible riesgo de transmisión de la enfermedad al hombre".
RIESGO POTENCIAL DE CONTAGIO
Sanidad argumenta que existen datos que confirman el hallazgo de perros con anticuerpos positivos del virus del ébola, lo que indica que canes pueden sufrir un proceso de viremia aunque se muestren asintomáticos. Y por tanto no existe garantía de que los animales infectados no eliminen el virus a través de sus fluidos orgánicos, con el riesgo potencial de contagio.
Por ello, previa consulta a las autoridades de sanidad animal del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y al director del Laboratorio de referencia de la Organización Mundial de Sanidad Animal se considera que "la única manera de eliminar el riesgo existente de transmisión de la enfermedad por la citada vía, es proceder a la eutanasia del animal que ha estado en contacto con el virus".