Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En Común rechazará un Gobierno PSOE-C's y critica que Pedro Sánchez acuda al Rey sin los "deberes hechos"

Domènech dice que el discurso "demonizador" de parte del PSOE se desvanecerá y confía en poder empezar a negociar pronto con Sánchez
El portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech, ha dejado claro este lunes que Podemos y sus confluencias votarían no a un hipotético gobierno del PSOE y Ciudadanos y ha criticado que el líder socialista, Pedro Sánchez, vaya acudir este martes a ver al Rey sin "haber hecho los deberes" es decir, sin tan siquiera haber abierto negociaciones para buscar apoyos a su investidura.
Así se ha pronunciado Domènech en la Cámara Baja, tras el encuentro que él mismo ha mantenido con el jefe el Estado, dentro de la segunda de consultas abierta por Felipe VI para buscar un candidato que se someta a la investidura.
Domènech ha admitido que el Rey tiene "un papel difícil". "Se lo han puesto difícil y asume un riesgo", ha comentado, sin querer desvelar si el monarca le ha adelantado si ofrecerá al líder socialista ir a la investidura. Lo único que ha revelado es que el jefe del Estado hace ahora frente a una situación "más complicada" que en la anterior ronda, antes de que Rajoy le declinara su oferta.
El portavoz de la confluencia catalana de Podemos ha admitido que cada uno puede tener la estrategia que libremente escoja, pero ha destacado que es mejor ir a ver al Rey "con los deberes hechos". Desde su punto de vista, si es el elegido, Sánchez estaría en su derecho de que el presidente del Congreso, Patxi López, le diera tiempo para buscar apoyos antes de convocar la sesión de investidura, pero lo ideal es que ya hubiera empezado a negociar en ese sentido.
En este contexto, ha comentado que es "incomprensible" que no se hayan abierto ya las conversaciones y se ha preguntado qué hará Sánchez si el Rey le hace el encargo pero no logra reunir votos suficientes para ser investido. "Proponerse sin haber hablado antes me parece muy arriesgado", ha indicado.
A su juicio es "irresponsable" e incluso de "vergonzoso" que los líderes políticos no afronten los "retos del país", que haya partidos, como Ciudadanos, que estén dispuestos a negociar "una abstención" o que se esté pensando en pedir informes jurídicos para ver cómo se pueden convocar elecciones sin celebrar el debate de investidura cuando los ciudadanos acaban de hablar en las urnas.
MEJOR QUE HACE DIEZ DÍAS
No obstante, cree que las cosas están ahora mejor que el pasado 22 de enero, cuando Podemos lanzó su oferta de gobierno de coalición a Sánchez, porque hace sólo dos días el Comité Federal del PSOE le dio el aval para explorar las posibilidades de acuerdo con el partido morado, aunque hizo lo mismo respecto a Ciudadanos.
A Domènech se le ha preguntado en varias ocasiones si su grupo y Podemos podrían abstenerse ante un acuerdo entre los socialistas y el partido de Albert Rivera. "No podríamos participar de eso", ha dicho, avanzando que su voto sería negativo. "Nos declaramos incompatibles con un Gobierno cuyos contenidos sociales y económicos profundizan en las medidas que han llevado a España a esta situación de desigualdad", ha aseverado.
Tras destacar que también C's ha dicho ya que es incompatible con Podemos, Domènech ha explicado que cuando el PSOE se plantea hablar con el partido naranja ellos interpretan que abren el "camino a la gran coalición", que es también la alternativa preferida por los de Rivera.
Domènech ha dejado claro que la opción de un pacto del PSOE con Ciudadanos y Podemos es para los suyos "inexistente" porque los dos partidos emergentes son "antitéticos" en sus programas económicos y sociales, por lo que el PSOE "tendrá que escoger" entre Rivera o el gobierno de coalición con Podemos e IU con el "apoyo implícito o explícito" de partidos nacionalistas.
LA ÚNICA OPCIÓN QUE TIENE FUTURO
El portavoz de En Comú ha vuelto a defender ante el Rey que esta es la mejor opción y que "aunque se quiera presentar como muy compleja" es en realidad "la única que tiene futuro" que es "real" y que se plantea "en positivo" porque, a su juicio, el país "no se puede quedar atrapado en un pasado que más pronto que tarde va a fenecer".
Por eso, se ha mostrado optimista y ha dicho esperar que el PSOE por fin se avenga a abrir negociaciones y a trabajar en la búsqueda de un acuerdo. "Gobernabilidad no es quién suma más, sino quién afronta los grandes retos", ha advertido, a la vez que ha vuelto a pedir al PSOE que cambie "el chip" porque esto "no va a imposiciones, sino de poder construir una alternativa de país".
En este punto, se ha referido al acuerdo propiciado por Sánchez de que se consulte a la bases del PSOE cualquier acuerdo que se pueda alcanzar con otros partidos. "Tengo la sensación de que para millones de personas esto puede ser una alternativa de ilusión y espero que eso permita que se abra camino. Tenemos semanas por delante para dialogar", ha dicho.
En aras de esa negociación, Domènech ha restado importancia a todos los "epítetos" que desde el PSOE y su vieja guardia se han venido dedicando a Podemos en las últimas semanas. Lo ha hecho recurriendo a la mítica frase de 'Blade Runner' afirmando que ese "discurso demonizador" se "perderá en el tiempo como las lágrimas en la lluvia" y sólo quedará la "realidad".
Así, ha defendido que Podemos y sus confluencias son "un espacio político consolidado que se tiene que tratar con normalidad", que representa a cinco millones de personas, que gobiernan en Madrid y Barcelona y ayudan a la gobernabilidad en varias comunidades donde sostiene al PSOE.
REFERÉNDUM Y APOYO DE ERC Y DL
Además, ha esbozado al Rey los tres ejes en los que, a su juicio, deben centrarse las negociaciones con el PSOE: Derechos sociales, políticas de igualdad y reforma fiscal; la regeneración democrática y la plurinacionalidad.
Respecto a este último punto, ha vuelto a subrayar que En Comú sigue pensando que el referéndum en Cataluña es "la mejor opción" para salir del actual bloqueo y que confían en convencer al PSOE de que es así.
Según su tesis, si lo logran y el PSOE acaba reconociendo el derecho a decidir, será complicado que tanto ERC como Democracia y Libertad se mantengan en su negativa a investir a Pedro Sánchez para dar vía libre a un gobierno con Podemos.