Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comunidad requiere a TOYS "R" US que elimine de su catálogo aparatos eléctricos anunciados como juguetes

Se utilizaban para elaborar dulces como gofres y donuts, así como una fuente de chocolate
La Comunidad de Madrid ha requerido a la empresa TOYS "R" US que elimine de su catálogo aparatos eléctricos anunciados como juguetes después de una denuncia presentada por una asociación de consumidores, ha informado el Gobierno regional en un comunicado.
A raíz de la denuncia, los servicios de Inspección de la Dirección General de Consumo constataron que la empresa publicitaba aparatos eléctricos como juguetes en sus catálogos de compras. Tras ello, envió un requerimiento de subsanación a la empresa para eliminar del catálogo estos artículos de la sección juguetes e incluirlos en la sección correspondiente del folleto publicitario.
Además, estos productos, consistentes en unos aparatos para elaborar gofres y donuts, así como una fuente de chocolate, estaban colocados en la sección de juguetes de los establecimientos, por lo que Consumo también requirió a la empresa para que se ubicaran dentro de la de aparatos eléctricos.
Por último, la tienda de juguetes también se vio obligada a incluir el aviso de que estos productos no deben utilizarse en ningún caso sin la debida supervisión de un adulto. Posteriormente los servicios de inspección han comprobado el debido cumplimiento de todos estos requerimientos.
Los juguetes deben cumplir una normativa de seguridad para la protección del niño, un consumidor que requiere una atención especial, como el marcado CE en su etiquetado, instrucciones y advertencias de uso, estar fabricados con determinados materiales, mostrar la edad mínima para poder jugar con el producto o no contener piezas pequeñas que se puedan desprender, entre otros.
Por ello, los servicios de inspección de Consumo de la Comunidad de Madrid trabajan muy activamente en estas fechas para comprobar el cumplimiento de todos los requisitos de seguridad en los juguetes.