Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenada a tres años y siete meses la conductora ebria que mató a dos ciclistas en Aguasal (Valladolid)

La joven Laura S.G, vecina de Íscar (Valladolid) que en julio de 2013 arrolló mortalmente a dos ciclistas de 33 años, amigos e integrantes del mismo club ciclista de Pedrajas que circulaban por el arcén a la altura del término municipal vallisoletano de Aguasal, ha sido condenada a una pena de tres años y siete meses de prisión.
La condena impuesta por el Juzgado de lo Penal número 3 considera a la joven autora de un delito contra la seguridad del tráfico y de otros dos delitos de homicidio por imprudencia--no atiende la petición de la acusación particular que pedía también por conducción temeraria--y por ello, frente a los cuatro años de cárcel solicitados por las acusaciones y la absolución de la defensa, ha resuelto establecer la pena en tres años y siete meses, según la información de la SER recogida por Europa Press.
Los hechos se produjeron sobre las 10.15 horas del día 28 de julio de 2013 en el kilómetro 82,894 de la carretera CL-602 Toro-Cuéllar, entre Pedrajas de San Esteban y Olmedo, dentro de Aguasal, cuando ambos ciclistas, Sergio G.H. y Diego G.C, circulaban por el arcén y el turismo Ford Focus que conducía la imputada en el mismo sentido les arrolló por detrás, con lo que ambos jóvenes murieron en el acto.
La autora del atropello, de 23 años cuando ocurrieron los hechos y camarera de un bar en Olmedo, se dirigía precisamente de Íscar, donde residía, a la villa olmedana para acudir a su puesto de trabajo y lo hacía tras haber pasado la noche de fiesta en su pueblo y haber ingerido alcohol, extremo este último que atestigua el control al que fue sometida por la Guardia Civil tras el siniestro y que arrojó tasas de 0,80 y 0,72 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.