Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado un exdirigente de Nuevas Generaciones del PP por agredir a un policía en Palma

El exvicepresidente de Nuevas Generaciones del PP y excandidato al Senado Miquel López ha sido condenado a seis meses de cárcel, que serán sustituidos por 1.440 euros de multa, tras declararse culpable de rodear por el cuello y tirar al suelo a un policía local, que quedó momentáneamente conmocionado tras el suceso.
Tanto su hermano, Francisco José -a quien le ha sido impuesta la misma pena-, como él se han sentado este jueves en el banquillo de los acusados, en el Juzgado de lo Penal número 5, donde han alcanzado un acuerdo de conformidad con el policía, a quien deberán indemnizar con 380 euros, según han informado fuentes jurídicas a Europa Press.
Los hechos, por los que el exdirigente de NNGG fue detenido y puesto a disposición judicial el 28 de marzo de 2013, tuvieron lugar un día antes, cuando llamó a la Policía al ver que en la calle Pons y Gallarza había estacionado un vehículo en un vado particular.
Al personarse dos agentes -uno de ellos el denunciante- y una vez solucionado el problema del aparcamiento, Francisco Javier López, quien también estaba presente, comenzó a insultar a los policías de servicio al grito de "gilipollas, sois unos cobardes", tras lo cual golpeó con el puño a uno de ellos causándole traumatismo y fracturándole los cristales de sus gafas.
Mientras tanto, Miguel López aprovechó para rodear al denunciante, a quien arrastró hacia atrás y lo lanzó al suelo, como consecuencia de lo cual sufrió una contusión facial, cervicalgia y lumbalgia.
Tras estos hechos, NNGG de las islas condenó la comisión de cualquier tipo de delito o falta cometido por miembros afiliados a la organización juvenil, y más en concreto los hechos cometidos por López, quien había sido cesado de sus cargos un mes antes en el congreso de renovación de NNGG.
Es más, el suceso fue puesto en conocimiento del Comité de Derechos y Garantías del PP nacional para que éste, "con total libertad y ecuanimidad los analice y dictamine si son motivo de sanción leve, suspensión de militancia o expulsión", adoptara las medidas pertinentes.