Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a 6 años de cárcel un exentrenador de fútbol base de Pontevedra por abusar de dos menores

Uno de los niños ha relatado que a cambio de mantener algún encuentro de contenido sexual con el procesado le había dado chuches y bocatas
El exentrenador de fútbol base Rafael 'Chito' Lavía, de 70 años, ha sido condenado a seis años de prisión tras admitir este jueves ante el tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial haber abusado sexualmente de dos menores.
'Chito' Lavía se sentó en el banquillo de los acusados y reconoció los hechos de los que le acusaba la Fiscalía de Pontevedra, tras lo que se ha alcanzado un acuerdo de conformidad.
Así, el fiscal modificó su petición inicial de penas que sumaban ocho años y medio de prisión para el procesado, al contemplar las atenuantes de reparación del daño, ya que consignó una cantidad de dinero antes del juicio en concepto de responsabilidad civil, y una segunda atenuante de confesión, puesto que admitió los hechos desde el primer momento ante la Policía Nacional y con posterioridad en el juzgado.
El acusado ha sido condenado por dos delitos, uno de abusos a un menor de 13 años, por el que asume una pena de cuatro años, y otro delito de abusos sexuales a un menor (de más de 13 años), por el que es condenado a dos años de prisión.
El fiscal Ignacio Sáez también pidió una pena accesoria de 9 años para cada delito de prohibición de comunicarse o aproximarse a ambos menores, una medida que comenzará a contabilizarse una vez los magistrados de la Audiencia declaren firme el acuerdo alcanzado.
Además, una vez cumpla la condena de prisión, el pontevedrés será sometido a otros 18 años de libertad vigilada. En concepto de responsabilidad civil, el procesado deberá pagar en los próximos tres meses la cantidad de 7.500 euros a cada niño.
HECHOS PROBADOS
'Chito' Lavía fue detenido en agosto del 2013. La Policía Nacional llevaba ya algún tiempo investigando al exentrenador, pero su arresto se precipitó tras recibir en comisaría una llamada anónima que reveló lo que estaba ocurriendo en un trastero de un edificio de la calle Santa Clara.
Los menores confirmaron la existencia de estos supuestos abusos ante la Policía Nacional, el juzgado y ante los psicólogos del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga). Desde el momento de su paso a disposición judicial se decretó su ingreso en prisión preventiva.
Las dos víctimas son dos hermanos de 11 y 13 años de nacionalidad rumana. El más pequeño, de 11 años, fue localizado acompañando a 'Chito' en un trastero de su vivienda de la calle Cruz Roja de Pontevedra.
Además, en presencia de sus padres, el menor relató a los agentes que han investigado los hechos que conocía al hombre desde hacía 4 ó 5 años y que, a cambio de mantener algún encuentro de contenido sexual con el detenido, le habría dado chuches y bocatas.
El acusado, que pese a su edad seguía en activo trabajando en la empresa de sastrería de un amigo, es conocido en Pontevedra por la vinculación con diversos clubes de fútbol y por haber trabajado durante años como entrenador de equipos de fútbol de diferentes categorías de base en la ciudad y en distintas parroquias. Ha estado vinculado hasta al Club Deportivo Nodales, el Unión Sampaio y, en su última etapa, a la Sociedad Deportiva Alba.