Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a seis años de prisión por violar a una joven con discapacidad

La Audiencia Provincial de León ha condenado a una pena de seis años y seis meses y un día de prisión a un hombre por violar en el año 2011 a una joven con discapacidad mental ligera, según ha informado la Asociación ADAVAS, que ha ejercido la acusación particular. También le han prohibido que se comunique por cualquier medio con la víctima durante diez años y que se aproxime a ella a una distancia inferior a 500 metros.

La sentencia entiende probado que el 30 de julio de 2011 la víctima se encontraba junto con otros amigos, cuando coincidieron con una conocida que les invitó a su casa, donde llegó el procesado con un amigo y allí estuvieron hasta las siete de la mañana.
En el momento en que la víctima decidió irse a su casa, el procesado se ofreció a llevarla junto a otros dos amigos, pero en realidad les dirigió a una finca situada a las afueras de León, donde la violó. Después, la víctima contó lo sucedido y fue ese mismo día al hospital, donde fue reconocida por el médico forense.
Además, en la sentencia también se apunta que la víctima tiene un retraso mental ligero evidente para cualquier persona que se relacione con ella, y que, a consecuencia de la disminución de sus capacidades cognitivas, es fácilmente manipulable o influenciable por terceras personas.
Por estos hechos, la Audiencia ha condenado al acusado como autor responsable de un delito violación, con la concurrencia de la atenuante de dilaciones indebidas, a la pena de seis años, seis meses y un día de prisión.
También le ha prohibido que se comunique por cualquier medio ya sea verbal, escrito, telefónico o telemático con la víctima por un plazo de diez años y que se aproxime a ella a una distancia inferior a 500 metros, a su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro frecuentado por ella durante este plazo.