Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado tras provocar un accidente de tráfico con tres heridos y darse a la fuga sin ayudar

El Juzgado de lo Penal número 2 de Almería ha condenado a un hombre de 57 años por un delito de omisión del deber de socorro después de que provocara con su vehículo un accidente de tráfico en una carretera en la que tres personas, entre ellas un menor, resultaron heridas, y se diera a la fuga sin prestar auxilio ni avisar a los servicios médicos.
El fallo, consultado por Europa Press, condena al acusado a seis meses de prisión por el delito, si bien, de acuerdo con las partes, se procedió a la sustitución de la misma por una multa de dos euros durante 12 meses. Asimismo, deberá indemnizar a la familia que resultó herida con 6.236 euros a través de su aseguradora.
La sentencia, declarada en firme después de que las partes aseguraran no tener intención de recurrir el fallo, considera probado que el acusado conducía un todoterreno de gran envergadura por una carretera cuando, al llegar a la intersección de la A-334 de Baza-Huércal-Overa, se incorporó a esta vía "sin respetar la prioridad de paso" que estaba "debidamente señalizada".
Como resultado de esta maniobra, el acusado colisionó de forma frontolateral con el vehículo de las víctimas. Aún así, tras el accidente, se marchó "sin prestar auxilio a los ocupantes del otro vehículo" que habían quedado "aturdidos" por el impacto, que había desplazado el coche hasta quedar atravesado en la carretera.
Igualmente, tampoco "dio aviso a los servicios sanitarios de emergencia ni señalizó la zona para evitar más riesgos". Las víctimas sufrieron distintas lesiones debido al choque, por lo que en el mejor de los casos, tuvieron que guardar 21 días de reposo para sanar de sus heridas, lo que les impidió volver a sus labores habituales.
La juez tuvo en cuenta la atenuante de reparación de daño por parte del acusado, quien indemnizó parcialmente a los perjudicados antes de que el responsable civil directo asumiera el pago restante de las indemnizaciones. La Fiscalía retiró los cargos iniciales por los que también se le acusaba de conducción temeraria.