Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenados a ocho meses y un mes de multa dos jóvenes que destrozaron la Jefatura de Policía de Adra (Almería)

El Juzgado de lo Penal número 5 de Almería ha condenado a dos jóvenes de 23 y 21 años por los delitos de resistencia, lesiones y daños leves después de que uno de ellos mantuviera un enfrentamiento con la Policía Local de Adra al negarse a identificarse, de modo que un agente resultó herido durante la detención, lo que conllevó que el segundo, junto con otras personas no identificadas, acudieran al puesto y golpearan puertas y cristales, lo que ocasionó desperfectos.
Los hechos tuvieron lugar en la noche del 26 de abril, tras las fiestas de San Marcos de la localidad abderitana, cuando los agentes pidieron al mayor de los jóvenes, que se encontraba cerca del Paseo de los Tristes, que se identificara, según recoge el fallo dictado de conformidad entre las partes consultado por Europa Press.
Así, después de que el acusado se negara a identificarse, fue detenido por los agentes. No obstante, "con manifiesto desprecio al principio de autoridad", el joven "forcejeó con los mismos, se revolvió contra ellos y les propinó diversas patadas y cabezazos", por lo que ambos policías resultaron heridos de carácter leve.
Acto seguido, y tras llevarse al acusado a dependencias policiales, el segundo de los procesados se dirigió a las dependencias policiales "en compañía de otras personas no identificadas" y "con el propósito de menoscabar tales dependencias, golpeó los cristales y las puertas hasta romperlos".
Ante estos hechos, por los que el primer acusado ya había depositado en un depósito judicial 360 euros para resarcir a los agentes antes de la celebración del juicio, el juez Manuel José Rey impone con la atenuante de reparación de daño para el primer acusado ocho meses de multa a razón de cuatro euros diarios, mientras que al segundo acusado lo condena a un mes de multa en los mismos términos. Asimismo, deberá hacerse cargo de los desperfectos causados.