Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenan a seis años de prisión a un hombre por violar a una mujer en una discoteca en la Costa del Sol en 2009

La Audiencia de Málaga ha condenado a seis años y medio de prisión a un hombre por agredir sexualmente a una mujer en el baño de una discoteca. Además, se le impone el pago de 23.425 euros como indemnización a la víctima por las lesiones, las secuelas y el daño moral causado.
Los hechos sucedieron en noviembre de 2009 en una discoteca de una localidad de la Costa del Sol, donde por un lado estaba el acusado con un grupo de amigos y, por otro, la víctima con unas amigas. El hombre, según se declara probado en la sentencia, se acercó a la mujer y "comenzó a molestarla", intentando besarla en el cuello.
La chica le pidió que "le dejase en paz" y se fue a la parte superior del local con sus amigas. Más tarde, dice la resolución, la mujer fue a los aseos y fue "seguida por el procesado, quien se introdujo detrás de ella en uno de los servicios de señora", la agarró de las muñecas, la inmovilizó y la agredió sexualmente.
Como consecuencia de esto, según la sentencia de la Audiencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la mujer sufrió varios hematomas y trastorno de estrés postraumático por lo que estuvo en tratamiento. Al acusado se le ha condenado por un delito de agresión sexual y otro de lesiones.
Para la Sala, aunque el procesado "ha negado invariablemente haber llevado a cabo los hechos que se le imputan", indicando que la mujer "accedió a mantener con él relaciones sexuales en los servicios de la discoteca", la prueba practicada en el juicio "ha sido suficiente para enervar la presunción de inocencia".
Así, el Tribunal señala que "no existe motivo para pensar que la denunciante falte deliberadamente a la verdad", puesto que no se conocían anteriormente a esa noche; y apunta que, además de la declaración de ella, hay "diversas corroboraciones periféricas", como reconocimientos forenses, partes médicos e informes psicológicos.