Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Confebask cree que debería haber habido "un gesto" de la sociedad hacia el empresariado ante el acoso sufrido por ETA

El presidente de la Confederación Empresarial Vasca (Confebask), Roberto Larrañaga, ha afirmado que al colectivo al que representa le gustaría "que la sociedad hubiera hecho algún gesto" hacia el empresariado, víctima durante décadas de la violencia de ETA.
Sin embargo, cree que, cuatro años después del anuncio de la banda terrorista de cesar en su actividad, la sociedad está "normalizada". "En términos generales, creo que la situación y la sociedad sí se han normalizado", ha manifestado a Europa Press.
A su juicio, existen "algunos flecos que todavía quedan pendientes de solucionar", pero se observa que "estamos viviendo todos los días hay alguna cosilla en el camino de avanzar en ese camino".
Ha recordado que, como colectivo, los empresarios han "sufrido mucho". "A título individual, unos han sufrido más que otros, unos
han podido sufrir la extorsión, otros la presión y algunos han sufrido los asesinatos", ha dicho.
En su opinión, "lógicamente y a título individual", puede haber "personas dolidas" por la situación que, tal vez, habrían deseado "que este final fuera de otra forma". "En general y, aunque entre los empresarios vascos las heridas están cerradas, también hay gente a la que le ha tocado fuerte y no se le va a pasar nunca", ha añadido.
Preguntado por si, como uno de los colectivos más golpeados por ETA, hubiera deseado un reconocimiento social, ha admitido que les hubiera gustado "que la sociedad hubiera hecho algún gesto". En todo caso, ha recordado que los empresarios todos los años "se reivindican en el homenaje a Korta".
Por último, el presidente de Confebask ha insistido en que "es una página pasada". "Llevamos cuatro años ya si ese tipo de actitudes y actividades. La situación está normalizada", ha concluido.