Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Confebask dice que, tras el cese de la violencia, los empresarios tienen ilusión y podrán trabajar con más tranquilidad

El presidente de la Confederación Empresarial Vasca, Confebask, Miguel Ángel Lujua, ha afirmado que, tras el comunicado de ETA, los empresarios tienen "ilusión y tranquilidad", y ha defendido que el nuevo tiempo que se abre va a ayudar a que el empresario vasco trabaje "con más tranquilidad y pensando en lo que debe pensar ahora, que es en la crisis". De esta forma, ha apuntado que el empresariado podrá "olvidarse de mirar para atrás, cambiar el camino de destino a su trabajo", para "pensar en lo que de verdad importa".
Lujua ha realizado estas declaraciones en los pasillos del Parlamento vasco tras participar este jueves, junto a la secretaria general de Confebask, Nuria López de Gereñu, y el vicepresidente de la patronal vasca, Gregorio Rojo, en la ronda de reuniones con los partidos y diferentes representantes sociales vascos, impulsada por el lehendakari, tras el cese definitivo de la actividad armada de ETA.
El presidente de la patronal vasca ha resaltado que el encuentro con López ha girado en torno a "lo que necesita Euskadi y este nuevo tiempo" y ha destacado que han coincidido en que se trata de un "momento de ilusión y esperanza en el que hay que trabajar todos para conseguir implantar la paz de una forma definitiva".
Asimismo, ha apostado por trasladar un mensaje de "optimismo" a la sociedad y ha resaltado que "queda un camino muy largo en el que habrá que gestionar los tiempos y hacer un reconocimiento a las víctimas que son las que han sufrido directamente los avatares del terrorismo".
"La sociedad debería ser comprensiva cuando ETA también al final dé los últimos pasos, en su cese definitivo que ya ha dado y con la entrega de las armas", ha indicado.
Por otro lado, ha señalado que, tras el comunicado, los empresarios tienen "ilusión y tranquilidad", y ha defendido que "este nuevo tiempo va a ayudar a que el empresario vasco que siempre ha apostado por la industria y el trabajo en Euskadi, lo siga haciendo con más tranquilidad y pensando en lo que debe pensar ahora que es en la crisis y olvidarse de mirar para atrás, cambiar el camino de destino a su trabajo y pesar en lo que de verdad importa".
Lujua ha apostado por seguir invirtiendo y hacer políticas de consenso con los sindicatos porque "queda un trabajo muy importante que es sacar a Euskadi del sitio en el que se encuentra, una situación económica mejor que la del conjunto del Estado pero nos vamos a encontrar con un año 2012 muy complicado". "Todos debemos estar juntos para salir de la crisis y para que Euskadi sea una comunidad floreciente, donde merezca la pena vivir", ha insistido.