Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso rechaza pedir al Gobierno que formalice su compromiso con la Y vasca y su finalización en 2020

El Congreso ha rechazado este martes pedir al Gobierno que formalice su compromiso con la Y vasca, elaborar un documento con la planificación para los próximos meses y ratificar que esta infraestructura de alta velocidad estará finalizada en el año 2020.
La moción consecuencia de una interpelación presentada por el PNV ha sido rechazada con 192 votos de los diputados del PP, Izquierda Plural, Amaiur, Geroa Bai y Compromis; mientras que ha recibido 129 votos a favor provenientes de los diputados del PSOE, PNV, CiU y Coalición Canaria; y once abstenciones de ERC, UPyD, BNG, Foro y UPN.
La iniciativa que el PNV ha propuesto a votación pedía a la Cámara Baja instar al Ejecutivo de Mariano Rajoy a "ratificar públicamente la afirmación de la ministra de Fomento de que la Y vasca estará finalizada en el año 2020".
Y además reclamaba elaborar en el plazo de tres meses un documento que "recoja la planificación cronológica y presupuestaria que confirme técnicamente la anterior afirmación de la ministra y defina los pasos a dar para hacer realidad este compromiso".
Sin embargo, ante la alternativa propuesta por el PP, que instaba a continuar en la infraestructura pero sin mencionar ningún plazo de finalización, la diputada del PNV Isabel Sánchez Robles ha dicho estar "perpleja" por la "inconsistencia" de los compromisos del Gobierno con la Y vasca y que el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, "mienta sin pudor" sobre los plazos previstos.
"Es todo mentira, una monumental mentira, no hay tal compromiso. Ha quedado claro que la palabra de la ministra (de Fomento, Ana Pastor) no vale nada", ha reprochado en referencia a las palabras de la responsable de la cartera de Fomento en el Congreso durante el debate de la moción, cuando sostuvo que la denominada 'Y' vasca estará finalizada "mucho antes" de 2020 si todos los gobiernos invierten lo mismo que el Ejecutivo actual.
"Bla, bla, bla", ha censurado la diputada vasca ante las "promesas" del Gobierno y el PP. "Están ante la última oportunidad para concretar la Y vasca, sus últimos presupuestos esta legislatura, tienen todavía una oportunidad para concretar y otorgar certeza a ese compromiso", ha advertido a los diputados 'populares'.
Sin embargo, desde el PP el diputado José Eugenio Azpiroz ha defendido que durante los años 2012, 2013 y 2014 se ha dotado a esta infraestructura de numerosos fondos públicos en los Presupuestos Generales del Estado, además de los 220 millones contemplados en las cuentas para el próximo ejercicio. "En total, 2.250 millones. Se podrá querer más, pero no se puede traducir esto en una inconsistencia o en una dejadez", ha advertido.
Así, ha pedido "tener perspectiva y ser objetivos" y ha insistido en que debería estar finalizada en 2020 como dijo la ministra Ana Pastor. "Ésta es la clara voluntad del Gobierno y del Partido Popular", ha zanjado defendiendo que es "ocioso" que se pida al Congreso "una confirmación" de lo dicho por la ministra.
TIENE QUE ESTAR CONECTADA CON EL RESTO
Por su parte, el diputado del PSOE Odón Elorza ha destacado la importancia de la 'Y vasca' para las tres provincias de Euskadi pero ha advertido de que no será útil si no está conectada con el resto de la Península.
Por ello, ha introducido una enmienda al texto --aceptada por el PNV-- para que se acometan también entre 2015 y 2020 las obras pendientes de alta velocidad en el tramo Burgos-Vitoria para permitir la conexión de la Y vasca con el corredor atlántico en su tramo Madrid-Irún.
Por su parte, el diputado de UPyD Carlos Martínez Gorriarán ha dicho no compartir ni la posición del PNV ni la del Gobierno, ya que no está de acuerdo con las "virtudes mágicas" que se atribuyen al AVE. Y además, cree que se debe valorar si la inversión "es o no razonable para los objetivos de política económica general", y para su formación la inversión en alta velocidad es "desproporcionada" y "tiene mucho que ver con el afán de la vieja política de inaugurar estaciones y líneas ferroviarias".
NO HAY ACUERDO ENTRE LA SOCIEDAD
Desde Izquierda Plural, Asunción de las Heras también ha rechazado la iniciativa, pero en su caso porque se trata de una infraestructura que ha generado "un amplio debate" entre la sociedad vasca por su "inadecuación" a la orografía y sus "altos costes", con una inversión que podría haber sido destinada a mejorar otras fórmulas de comunicación. "El Gobierno del PNV en Euskadi debe abordar necesidades mucho más urgentes en el ámbito sanitario, educativo, agroalimentario y de protección social", ha sostenido.
Amaiur tampoco ha votado a favor porque, según ha insistido su diputada Maite Ariztegui, la sociedad vasca ha mostrado desde hace años sus "dudas o reticencias" a este proyecto y "aún no se ha producido un debate pausado y sosegado" sobre ello. Así, ha pedido una "moratoria" y que se paren las obras, al considerar que la alta velocidad no es un proyecto "prioritario" ni viable económicamente.
Quienes sí han apoyado la moción han sido los diputados de CiU, ya que esta formación está a favor de todas las medidas orientadas a "lograr más tráfico" de alta velocidad y así poder mejorar su rentabilidad, según ha explicado su portavoz adjunto, Pere Macias.