Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso tramita la Ley del Aborto pese a un intento del PP por frenarla

El presidente del Congreso, José Bono, charla con 
la secretaria segunda de la Mesa, Ana Pastor. EFE/Archivotelecinco.es
La nueva ley del aborto ha sido calificada hoy por la Mesa del Congreso, paso previo para su tramitación parlamentaria, pese a que los representantes del PP en este órgano han intentado impedir su envío a comisión porque no cuenta con el preceptivo informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).
A la Mesa del Congreso, presidida por el presidente de las Cortes, José Bono, le corresponde calificar los proyectos remitidos por el Gobierno a las Cortes antes de ser remitidos a la comisión parlamentaria correspondiente, en este caso la de Igualdad.
Si bien los miembros del PP han solicitado suspender la tramitación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo, la mayoría conformada por los tres representantes del PSOE, el de CiU y el del PNV, ha permitido que siga adelante.
Fuentes de este órgano han explicado a Efe que a la hora de abordar la calificación de la nueva ley del aborto, la secretaria segunda de la Mesa, Ana Pastor, ha leído un escrito, en nombre de los cuatro miembros del PP en la Mesa, para pedir que el proyecto no se enviara a la Comisión de Igualdad, por razones jurídicas.
El hecho de que esta reforma no cuente con un dictamen del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) debe paralizar a juicio del PP su tramitación, porque la falta de este informe, que consideran "sin duda preceptivo", priva a los diputados de un "elemento de juicio imprescindible" para ejercer su función.
Un empate en el pleno del CGPJ había impedido que, por primera vez en la historia de la institución, el órgano de gobierno de los jueces y magistrados emitiera informe sobre una reforma legislativa.
A tenor de lo ocurrido hoy en la Mesa del Congreso, el PP concede la máxima importancia al dictamen del CGPJ, hasta el punto de requerir hoy formalmente que el proyecto se quedara "sobre la mesa" hasta que un informe los servicios jurídicos del Congreso se pronuncie sobre el alcance que tiene, a la hora de calificarlo, el hecho de no disponer de la opinión emitida por el Consejo.
El documento leído por Ana Pastor recuerda que la Constitución establece que los proyectos de ley serán sometidos al Congreso "acompañados de una exposición de motivos y de los antecedentes necesarios para pronunciarse sobre ellos".
Para el PP, entre estos antecedentes figura el informe del CGPJ, que consideran "preceptivo" porque la Ley Orgánica del Poder Judicial así lo determina para las leyes penales y la reforma del aborto se sustancia en una ley orgánica que "necesariamente ha de modificar el Código Penal", siempre según el mismo escrito.
"Hasta la fecha dicho informe no ha sido emitido ni, por tanto, acompaña al proyecto de Ley Orgánia, sin que pueda argumentarse que el informe fue recabado pero nunca llegó a ser emitido, pues lo relevante es la ausencia de un elemento de juicio necesario para continuar la tramitación legislativa", añade el PP.
También recuerda el grupo popular que el Tribunal Constitucional se ha pronunciado sobre la ausencia de informes de este tipo y ha establecido que su omisión es relevante si impide a la Cámara contar con elementos de juicio necesarios para continuar la tramitación legislativa, caso que para los "populares" puede aplicarse ahora.
Pese a los argumentos expuestos, que fuentes del PP remarcan que son de naturaleza estrictamente jurídica, la mayoría de la Mesa ha considerado que no hay impedimentos suficientes y la reforma de la ley del aborto ha pasado a la Mesa de la Comisión de Igualdad, a la que ahora le corresponde designar ponencia y fijar los plazos de tramitación.