Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso avala las actividades extraparlamentarias de una decena de diputados

La Comisión del Estatuto de los Diputados ha dado autorización a una decena de diputados para desarrollar actividades al margen de la Cámara, según se recoge en su último dictamen, que habrá de ser aprobado por el Congreso en la próxima sesión plenaria.
El informe de la comisión, al que ha tenido acceso Europa Press, autoriza a diez diputados a realizar diversas actividades extraparlamentarias y toma conocimiento de del cese de dos de ellos en puestos que ocupaban hasta hace unos meses.
Este es el caso del diputado del PSOE por Cádiz Francisco González Cabaña, quien el pasado mes de julio dejó de ser miembro del Consejo de Administración de Unicaja. Según ha informado a la comisión, ha cesado sin recibir "ningún de remuneración", salvo "las indemnizaciones reglamentarias establecidas".
DESPEDIDA DE UN CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN
González Cabaña ha abandonado el Consejo de Administración de Unicaja en aplicación de lo dispuesto en el real decreto ley de noviembre de 2011 que estableció que los cargos políticos electos no podían formar parte de los órganos de gobierno de las cajas. La ley introdujo una disposición transitoria que daba un plazo máximo de tres años para la salida de los cargos electos de estos órganos.
Además, la Comisión del Estatuto ha dado vía libre a dos diputados, el exministro socialista José Blanco y la 'popular' María Arenales Serrano, a realizar actividades remuneradas en medios de comunicación. En su escrito, Blanco puntualiza que acude a medios privados, mientras que Arenales informa de que, además asistir a tertulias, lo hace a seminarios y cursos "en algunos casos remunerados".
La diputada del PP Beatriz Escudero y la socialista Ángeles Álvarez también han recibido vía libre para participar en debates y conferencias, aunque no especifican si cobran o no por estas actividades. La comisión, como al resto de sus compañeros, le da autorización recordándole que no podrá recibir remuneración del sector público y que estas labores no pueden menoscabar su dedicación absoluta a las tareas parlamentarias.
Estas mismas advertencias se han hecho al portavoz económico de CiU en el Congreso, Josep Sánchez Llibre, quien ha obtenido la compatibilidad para seguir ejerciendo como economista, según recalca, "sin ninguna relación laboral" con la Administración o con empresas públicas.
DIETAS POR PARTICIPACIÓN EN ACTOS
Por su parte, el portavoz del PP en la Comisión de Interior, Conrado Escobar, ha recibido el aval para seguir siendo miembro del Consejo Editorial de la Revista de Derecho Urbanístico, sin cobrar por ello, así como del Observatorio de Actualidad Legislativa de la Universidad Internacional de La Rioja, cobrando "dietas por participación en actos".
El dictamen se completa con las actividades extraparlamentarias declaradas por los dos últimos diputados que han tomado posesión de sus escaños: el socialista Joan Canongia y el 'popular' Manuel Ibáñez Gimeno.
Canongia, del PSC, que vuelve a la Cámara para ocupar la vacante dejada por la exministra Carme Chacón, ha cesado como personal eventual D'Assesoramente Especial de la Diputación de Barcelona, y comunica su participación en tertulias de radio y comunicación sin cobrar.
Por su parte, Ibañez, que sustituye al 'popular' Manuel Cervera informa de que está en situación de servicios especiales como funcionario de la Consellería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, puesto por el cobra trienios.
La comisión también ha autorizado a dos parlamentarios a ser patronos de sendas fundaciones. El portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso, lo es de la Fundación Fernando Buesa y el diputado de CiU Carles Campuzano ha ingresado en la Patronal de la Fundación Roca iu Galés, una entidad cultural de carácter privado dedicada a la promoción del corporativismo en Cataluña. Ninguno de los dos cobra por esos puestos.