Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso catalogará las marcas de los tiros del 23-F, tras haber 'perdido' cinco por las obras en el hemiciclo

El Congreso ha decidido realizar un inventario de las marcas de los tiros que dispararon los guardias civiles que asaltaron la Cámara el 23 de febrero de 1981 después de que, durante las últimas obras de las que ha sido objeto el hemiciclo de la Cámara haya 'desaparecido' cinco de esos impactos.
Según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias, así lo ha acordado este martes la Mesa del Congreso, que aún tiene pendiente recibir el informe sobre la desaparición de las cinco marcas de disparos que había en el techo de la Tribuna de Prensa que se encargó a los técnicos de la Cámara.
Los guardias civiles que entraron en el Congreso el 23 de febrero de 1981 dispararon en varias ocasiones y las marcas de esos disparos están repartidas por toda la bóveda del Salón de Plenos, pero, al aparecer, nadie hizo inventario de esos destrozos.
Gracias al estudio que ha acordado realizar la Mesa del Congreso se va a poder catalogar no sólo el número de impactos y dónde se encuentran exactamente, sino también cuántos son consecuencia de disparos con pistolas y cuántos de ráfagas de ametralladora.
Aunque tras la asonada protagonizada por el teniente coronel Antonio Tejero no se inventariaron sus consecuencias sobre el techo del hemiciclo, sí se guardó una rejilla que resultó afectada por los disparos, pero que nunca ha sido expuesta.