Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso celebrará su primer Pleno ordinario en la semana del 14 de marzo

El presidente del Congreso, el socialista Patxi López, ha informado de que el primer Pleno ordinario de esta XI Legislatura tendrá lugar en la semana del 14 de marzo, esto es dos semanas después de la sesión de investidura de Pedro Sánchez.
López ha hecho este anuncio en rueda de prensa en la Cámara Baja tras la reunión de la Mesa y la Junta de Portavoces, que han aprobado el calendario de plenos para este primer periodo de sesiones.
Desde la constitución de las Cortes Generales, el pasado 13 de enero, el presidente del Congreso y diversos grupos parlamentarios plantearon la conveniencia de que la Cámara comenzara a trabajar cuanto antes. Entonces, se hablaba de la necesidad de celebrar un Pleno para ir debatiendo las muy diversas iniciativas registradas por los grupos.
¿HABRÁ PARA ENTONCES GOBIERNO?
No obstante, cuando el líder del PSOE, Pedro Sánchez, asumió el mandato del Rey de conformar el Gobierno este asunto se orilló y el Congreso se ha dedicado desde entonces a ir constituyendo las distintas comisiones parlamentarias sin fijar ninguna fecha para un Pleno.
Ahora, con el calendario de la investidura aclarado --finalmente comenzará el 1 de marzo y la primera votación tendrá lugar al día siguiente--, la Mesa del Congreso ha cerrado un calendario de plenos para este primer periodo de sesiones y será la tercera semana de marzo cuando se celebre el primero de esta legislatura.
No obstante, está por determinar si ese Pleno incluirá el control al Gobierno, lo cual dependerá de si Sánchez consigue o no el aval del Congreso en la segunda votación y, por ende, puede constituir su Ejecutivo. En principio, no habría sesión de control si Mariano Rajoy siguiera para entonces como presidente del Gobierno en funciones.