Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso localiza los agujeros por donde se filtró el agua de lluvia al hemiciclo

El Congreso de los Diputados ha localizado el origen de las filtraciones de agua de lluvia que obligaron el miércoles de la semana pasada a aplazar dos horas el inicio de la sesión de control al Gobierno: se trata de dos agujeros en el techo que separa la cubierta del Palacio de la bóveda del hemiciclo, por los que se coló en agua procedente de un canalón obstruido que se vio desbordado.
Inicialmente, la Cámara Baja achacó esas filtraciones de agua a que la cubierta del Palacio no estaba completamente sellada y que había un hueco tapado por una lona que, con la fuerte lluvia, se rasgó.
No obstante, la vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, acompañada por la arquitecta de Patrimonio Nacional encargada de las obras, Ana Jiménez, y por la jefa de los servicios técnicos de la institución, Amalia Olivares, ha mostrado a los periodistas, en una visita a la zona de obras, el origen de las filtraciones.
NO SE TOMARON PRECAUCIONES
Según han explicado las responsables de obra, la cantidad de lluvia que ese día cayó sobre Madrid desbordó uno de los canalones de la cubierta y el agua se filtró por los mencionados agujeros que aún no habían sido sellados porque para ese día no había ninguna previsión de lluvia y, por tanto, no se tomaron precauciones.
Por esa razón, el agua entró directamente al hemiciclo afectando a los escaños que ocupa el grupo parlamentario de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), lo que obligó al presidente del Congreso, Jesús Posada, a retrasar el comienzo del Pleno.
Además, la Mesa de la Cámara pidió a los servicios técnicos un informe de lo sucedido. Pese a que la constructora encargada de las obras, Dragados (Grupo ACS) se desvinculó inicialmente de las goteras y culpó a unas antiguas tuberías de las paredes del Palacio, todo parece indicar que ahora va a encargarse del coste de la reparación.
CONCLUYEN A FINALES DE NOVIEMBRE
Sea como fuere, lo que se ha garantizado es que las obras para la rehabilitación del tejado y de algunas salas del Palacio, entre ellas el hemiciclo, en la que Patrimonio Nacional ha invertido 4,5 millones de euros, estarán finalizadas para finales de noviembre, en el plazo previsto.
Y, por ello, este año la Cámara Baja recuperará las Jornadas de Puertas Abiertas que se suele celebrar a principios de diciembre, después de que el año pasado esta cita se cancelara por estos trabajos, así como la recepción que se convoca el día 6 de ese mismo mes para celebrar el aniversario de la Constitución.