Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo de Cuentas de Galicia no ve racional que haya ayuntamientos con menos de 50 habitantes

El consejero mayor del Consejo de Cuentas, Luciano Fariña, ha defendido este viernes la agrupación de ayuntamientos, a fin de evitar situaciones que no cree "racionales" como que existan "municipios con menos de 50 habitantes". Con respecto a las diputaciones, ha señalado que se trata de un "tema distinto" porque su eliminación "exigiría una reforma constitucional", debido a que forman parte del "diseño propio del Estado".
Éstas han sido algunas de sus reflexiones ante los medios de comunicación tras entregar a la presidenta del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo, la memoria de actividades referida al ejercicio de 2009 y los informes del plan de trabajo de 2011 de la institución que dirige.
En los pasillos del Pazo do Hórreo, el consejero mayor ha instado a acometer "una reflexión seria" a la Xunta y a todos los dirigentes que tienen "la posibilidad" de promover la modificación del mapa territorial español, convencido de que es necesario llevar a cabo "una revisión" y que, si se da este paso, se sacarán "más ventajas que inconvenientes".
Tras reseñar que todos los ayuntamientos remitieron la documentación para la rendición de cuentas del ejercicio 2010, aunque algunos lo hicieron "con defectos", y poner en valor la "actitud positiva de concienciación de cumplir las obligaciones" por parte de los alcaldes, ha reiterado que le parece "necesario" proceder a la fusión de municipios.
"No sólo por circunstancias económicas puramente coyunturales, sino por una circunstancia objetiva del cambio de unidad de media de la distancia al tiempo y las infraestructuras", ha razonado, para insistir en que ello "debe obligar a revisar el diseño territorial".
LA "TÍA RICA" DE LOS AYUNTAMIENTOS
También ha reflexionado sobre la financiación local y ha puesto el acento en que hay municipios "en los que la relación existente entre ingresos por transferencia y tributos es del 300 por ciento".
"Es como si nosotros tuviéramos una tía rica que nos estuviera dando siempre dinero, no importa lo que ganemos. Si la tía rica muere o tiene otras necesidades, no nos puede dar tanto dinero", ha apuntado y ha subrayado que la parte del informe relativa al ámbito local "recoge estas circunstancias", que exigen "de un esfuerzo de análisis y estudio".
GASTO DE LA XUNTA
En relación a la gestión de la Xunta en el ejercicio que se fiscaliza, Luciano Fariña ha subrayado que "no se detectan irregularidades destacables" y, preguntado por si gastó bien la Administración gallega, ha llamado la atención acerca de que el Parlamento "aprueba los presupuestos donde están los créditos para inversiones reales".
"¿Se puede exigir responsabilidad jurídica a quién aprueba los presupuestos siendo un representante elegido por unas votaciones democráticas? Esa es la pregunta del millón", ha advertido, para agregar que, en su opinión, "no se le puede exigir responsabilidad". "Lo que tendrá que hacer es buen uso de la cabecita", ha espetado.
CONSEJO DE CUENTAS Y PLAZOS
Tras la reforma del Defensor del Pueblo Gallego, preguntado por si se debería llevar a cabo una reducción del Consejo de Cuentas, Fariña ha invitado a leer "lo que dice el Estatuto de Autonomía" al respecto y ha defendido que los órganos de control externo de la ejecución presupuestaria "son un logro del Estado democrático".
"Después de eso, el que tiene la capacidad para promover las reformas legislativas, pues que lo haga", ha aseverado el consejero mayor, quien ha subrayado que, aunque la memoria de actividades se refiere al ejercicio de 2009, el retraso "es muy poco" puesto que el plazo de rendición "fue octubre de 2010".
Por último, sobre la inclusión en el plan de trabajo del compromiso de presentar en el primer semestre un avance de la situación de las cuentas en 2010, ha replicado que "está elaborado y en trámite de alegaciones", por lo que "pasado el verano podrá presentarse".