Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo aprueba el envío de un nuevo contingente a Afganistán

La ministra de Defensa, Carme Chacón, saluda a su homólogo afgano, Abdul Rahim Wardak, momentos antes de participar en un seminario sobre "La estrategía de afganización", el pasado 15 de junio. EFE/Archivotelecinco.es
El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el acuerdo por el que se decide el envío y participación, dentro de la misión ISAF de la OTAN en Afganistán, de efectivos adicionales de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil para reforzar la seguridad ante las elecciones que se celebrarán en este país en agosto.
Una vez que el Congreso de los Diputados respaldó casi unánimemente este envío hace dos días, el Consejo ha aprobado el traslado de un batallón (450 soldados) de las Fuerzas Armadas, que deberá estar en condiciones de iniciar los cometidos asignados por la OTAN el 21 de julio de 2009, un mes antes de la fecha de las elecciones -el 20 de agosto-.
Este batallón permanecerá en la zona hasta treinta días después de los comicios o, en su caso, de la "segunda vuelta" si hubiera que celebrarla.
Asimismo, el acuerdo autoriza el envío de un Equipo Operativo de Asesoramiento y Enlace de las Fuerzas Armadas para el adiestramiento de la Unidad Militar Afgana patrocinada perteneciente a un batallón del Ejército Nacional Afgano.
Dicho equipo, que tendrá una entidad de doce instructores, deberá permanecer en zona mientras esté en vigor el "Acuerdo entre el Reino de España y la República Islámica de Afganistán para el Patrocinio de una Unidad del Ejercito Nacional Afgano", firmado entre los Ministerios de Defensa de ambos países.
Por último, se autoriza el envío de un contingente de setenta militares (66 de las Fuerzas Armadas y cuatro pertenecientes a la Guardia Civil), para que España, turnando con las demás naciones que contribuyen con tropas a la misión ISAF, asuma el liderazgo en la gestión del Aeropuerto Internacional de Kabul durante un período aproximado de siete meses, a partir del mes de octubre de 2009.