Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Mas tendrá que explicar con quién va y a dónde va"

"A quien le corresponde dirigir la Generalitat no sabe expresamente qué escenario está buscando". Así de rotunda se ha mostrado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al hablar de la situación en Cataluña. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha señalado que "Artur Mas tendrá que explicar con quién va y a dónde va" y ha pedido que "la salida” a la situación "sea con arreglo a la legalidad". Sáenz de Santamaría ha recordado también al Gobierno de la Generalitat que los Mossos d'Esquadra deben defender los derechos y libertades, pero también "la legalidad".

Así se ha pronunciado después de que el director de los Mossos d'Esquadra, Albert Batlle, haya remitido una resolución a los Mossos d'Esquadra en la que se les informa del dispositivo para el 8 y 9 de noviembre "en previsión de los diversos escenarios que se puedan producir en Cataluña, para garantizar la convivencia".
En el documento colgado en la intranet de la policía catalana, el director expone que se trata de "elaborar un dispositivo de seguridad global que prevea dar respuesta a los diferentes ámbitos de seguridad con el objetivo de garantizar la ordenada convivencia y hacer compatibles el libre ejercicio de derechos y libertades de los ciudadanos".
"Es una incongruencia en sí mismo porque los Mossos están llamados a defender los derechos y libertades y también la legalidad. Me gustaría saber cuáles son esos escenarios. Tengo la sensación de que a quien le corresponde manejar el Gobierno de la Generalitat hace tiempo que no sabe expresamente qué escenario está buscando", ha asegurado Sáenz de Santamaría.
ACTUARÁN CON FIRMEZA SI SE INCURRE EN ILEGALIDAD
Al ser preguntada si éste y otros pasos que está dando la Generalitat, como una campaña institucional para conseguir voluntarios o crear un registro de votantes, son actos administrativos impugnables, la vicepresidenta ha indicado que no sabe qué es lo que tiene Mas "en la cabeza". "Ya no es un referéndum pero no sabemos lo que quiere hacer y él es el primero que tiene que explicárselo a los ciudadanos", ha enfatizado.
Dicho esto, Sáenz de Santamaría ha declarado que el Gobierno de Rajoy seguirá la misma senda que hasta ahora, de "firmeza dentro de la serenidad", de forma que si da pasos que no se ajusten a esa legalidad y al respeto de las reglas democráticas, se "seguirá el procedimiento correspondiente".