Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Convergéncia exige "altura de miras" a Rajoy, no recurrir al TC y permitir la votación

El coordinador general de CDC, Josep Rull, ha instado este jueves al Gobierno central a "no hacer nada" ante la convocatoria de una consulta soberanista en Cataluña para el 9 de noviembre, incluyendo no recurrir al TC la ley de consultas, y permitir la votación comprometida para el 9 de noviembre.
No recurrir la convocatoria es tener "altura de miras", ha explicado este jueves en declaraciones a los periodistas en el barrio de Sants de Barcelona, que celebra su fiesta mayor.
Según Rull, el Gobierno central debería entender la consulta "no como un problema, sino como una oportunidad" para atajar el reto sobre cómo deben ser las relaciones entre Cataluña y el resto de España.
"Desde Cataluña damos soluciones. Desde Madrid, el Gobierno español pone problemas, y la solución son las urnas", ha asegurado después de que la líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, haya dicho que el Gobierno central presentará dos recursos al Tribunal Constitucional (TC): el primero contra la ley de consultas y el segundo contra el decreto que convocará esta votación.
LLAMA A LA MOVILIZACIÓN
Cuando faltan menos de dos semanas para la próxima Diada, Rull ha hecho a los catalanes un emplazamiento a participar en las movilizaciones soberanistas y ha pedido una "gran" participación.
También ha reiterado que su estrategia pasa por preservar la unidad entre el resto de fuerzas que apoyan la consulta --CiU, ERC, ICV-EUiA, CUP--, y ha destacado que esta estrategia "es la clave del éxito de todo reto democrático".
Por otra parte, ha asegurado que el partido recibe con "una frialdad extraordinaria" la reforma del sistema electoral en los comicios municipales, pero CiU se sentará a escuchar la propuesta del PP, como a la federación le gustaría que el Gobierno hiciese con la consulta.
Sobre el caso Pujol, ha dicho que el partido ha dicho todo lo que tenía que decir y ha tomado las "decisiones dolorosas" que debía ejecutar.