Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cordish dice que el 'no' de la Comunidad a su proyecto "no tiene sentido" y avanza que irá a los tribunales

El grupo estadounidense Cordish ha asegurado que las razones alegadas por la Comunidad de Madrid para rechazar que se active su proyecto de ocio 'Live! Resorts Madrid' como Centro Integrado de Desarrollo (CID) "no tienen sentido" y avanza que la compañía recurrirá "al ejercicio de cuantas acciones legales puedan corresponderle" para defender "sus legítimos intereses".
Por otro lado, asegura que en la reunión que se mantuvo el pasado miércoles entre directivos y técnicos de la compañía con el viceconsejero de la Comunidad, Miguel Ángel García, y varios directores generales, se trasladó el "compromiso total" por parte del promotor de "realizar el proyecto completo y sufragar todos los gastos necesarios de las infraestructuras requeridas".
Así lo expone en un comunicado tras conocer la decisión del Gobierno regional de no tramitar su proyecto de inversión para crear un macrocomplejo de ocio en la localidad de Torres de la Alameda bajo la figura de CID, como se comunicó ayer.
En este sentido, Cordish acusa a la Comunidad de Madrid de "falta de transparencia total" a la hora de actuar sobre su petición para que 'Live! Resorts Madrid' pudiera acogerse a la figura de CID y reitera que las áreas destinadas a la zona de juego suponen menos del 15 por ciento del proyecto total, frente a lo que sostiene el Ejecutivo autonómico.
La Comunidad de Madrid volvió a rechazar por segunda vez tramitar el proyecto de 'resort' que el grupo estadounidense Cordish quería levantar en la localidad de Torres de la Alameda, como Centro Integrado de Desarrollo (CID), al entender que hay riesgo de que las previsiones de visitantes, empleos, inversión e ingresos estén sobreestimados y que el proyecto está basado en un alto porcentaje en la actividad del juego.
Además, el Gobierno regional considera que este proyecto, desde el punto estratégico y de oportunidad, "no es adecuado" para la región porque el 90 por ciento de los ingresos previstos están relacionadas con el juego, el hotel y el consumo de alimentación y bebidas de los visitantes al casino, con lo que no se reuniría el requisito de "multisectorialidad" de la actividad económica.
"A la vista de las gravísimas irregularidades observadas en la tramitación de la primera y la segunda solicitud, la compañía perseguirá enérgicamente el ejercicio de cuantas acciones legales puedan corresponderle en defensa de sus legítimos intereses contra el Gobierno regional y las personas responsables correspondientes", expone Cordish.
En este sentido, mantiene que por la "falta de transparencia" que mostró la Comunidad de Madrid se "vio forzada a recurrir" ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que admitió un recurso del grupo para que la Consejería le entregase el expediente completo y original de sus valoraciones, algo que "legítimamente debía haber sido entregado a la compañía hace tiempo" y como ha solicitado durante meses.
"SI EL PROYECTO NO REÚNE LOS REQUISITOS, NINGUNO LOS PODRÁ REUNIR"
Por otro lado, el grupo estadounidense asegura que primero se enteró por los medios de comunicación de la negativa de la Consejería de Economía a su petición de activar el CID y lamenta la actitud que ha tenido el Ejecutivo regional.
A su vez, asegura que la primera solicitud presentada por la compañía "cumplía con todos los requisitos para la concesión de una licencia de CID" y que, "como deferencia" al Ejecutivo autonómico tras su primera negativa, volvió a presentar "los 500 folios de solicitud dejando cristalino cada matiz del 'resort' integrado".
"Si la Comunidad de Madrid no cree que nuestro proyecto 'Live! Resorts Madrid' satisface suficientemente los requisitos para una licencia CID, esta decisión es equivalente a decir que ningún proyecto puede cumplir sus requisitos", ha señalado el directivo de Cordish, Joseph Weinberg.
Al respecto, incide en que la propuesta de la compañía supone la creación de "56.000 puestos de trabajo y miles de millones de euros" de desarrollo económico para la región, "sin coste ni obligación por parte de la Comunidad de Madrid".
"Las razones alegadas en el rechazo del Gobierno regional simplemente no tienen sentido y estamos seguros de que los tribunales así lo verán", ha apostillado.
COMPROMISO DE NO SOLICITAR "NI AYUDAS NI SUBVENCIONES"
Además, incide en que la reunión que tuvo lugar el miércoles entre los directivos y técnicos de Cordish se clarificaron las preguntas técnicas planteadas por los representantes del Ejecutivo regional, "incluida la extensa ampliación de datos que la compañía remitió en cumplimiento del requerimiento" planteados por las direcciones generales que debían realizar los respectivos informes de valoración sobre su propuesta.
En esa línea, explica que Weinberg trasladó a la Comunidad "el compromiso total" de Cordish a realizar el "proyecto completo" y "a sufragar todos los gastos necesarios de las infraestructuras requeridas para el proyecto".
Además, Cordish "reafirmó su compromiso" por escrito de "no solicitar ni ayudas ni subvenciones" a la Comunidad de Madrid y su voluntad de "mantener una comunicación constante para resolver cualquier problema que pudiera surgir en un futuro".
"Como ha sido práctica habitual durante el proceso reciente, ni la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ni la consejera de Economía, Empleo y Hacienda, Engracia Hidalgo participaron en ningún momento en la reunión", expone Cordish para indicar que en ese encuentro ningún responsable de la administración les transmitió que "hubiera algún problema con la propuesta que pudiera ser motivo de rechazo".
"Al contrario, los representantes de la administración entraron en debates sobre aspectos técnicos de la propuesta de la compañía y mostraron satisfacción por el dialogo y la postura de la compañía", ha subrayado la compañía, que confiesa estar "en 'shock'" por el rechazo a su solicitud de aplicar a su macrocomplejo de ocio la figura de CID.
Por otro lado, mantiene que en la segunda petición a la Comunidad se presentó "toda la información y mejoras técnicas requeridas", incluso "con más detalle que las alegadas" en la primera negativa de la Comunidad.
DOS GRANDES BANCOS ASEGURAN LA INVERSIÓN DE 2.200 MILLONES
En materia de financiación, Cordish expone que cuenta con dos importantes bancos internacionales, M&T y Credit Suisse, que se comprometieron a financiar los 2.200 millones de euros de este proyecto. También aclara que incluyó el compromiso de desplegar una "playa" de acceso público y gratuito de 6,7 hectáreas y diversas propuestas de actividades culturales en su propuesta.
En concreto, alude a actividades de teatro de artes escénicas, salas de música en directo, festivales, exposiciones, ferias de arte y conciertos "durante todo el año, todo lo cual estaba incluido en la primera fase". Además, se incluía un sendero "rural" que rodearía el centro de ocio.