Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corea y Birmania centran la apertura de la reunión ministerial de la ASEM

Las condenas al ensayo nuclear realizado esta madrugada por Pyongyang y las peticiones para la liberación de la líder de la oposición birmana, Aung San Suu Kyi, marcaron la inauguración hoy de la reunión de ministros de Exteriores de Asia y Europa (ASEM) en Hanoi.
"Les pedimos que excarcelen a Suu Kyi y a todos los prisioneros políticos y detenidos", dijo el ministro checo de Asuntos Exteriores, Jan Kohout, cuyo país ostenta la Presidencia de turno de la Unión Europea.
Kohout hizo estas declaraciones tras reunirse con su homólogo birmano, Nyan Win, en el moderno palacio de congresos de Hanoi.
Los cancilleres sueco, Carl Bild, y nipón, Hirosuni Nakasone, también transmitieron sus inquietudes a los representantes de Birmania (Myanmar) en uno de los pocos foros en los que es posible discutir cara a cara con las autoridades de ese régimen militar.
El tema birmano será abordado de nuevo durante la cena que los asistentes al encuentro celebrarán esta noche en Hanoi y luego, más tarde, en una reunión entre el ministro birmano y la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero Waldner.
En este sentido, todos los esfuerzos de la diplomacia europea están encaminados a lograr una declaración más o menos explícita a la grave situación de los derechos humanos en Birmania, dentro de las conclusiones de esta reunión, que termina mañana.
Birmania está gobernada por un régimen militar desde 1962 y tiene a 2.200 presos políticos encarcelados, entre ellos Suu Kyi, Nobel de la Paz en 1991.
El otro gran tema que ha ocupado las conversaciones bilaterales de los titulares de Exteriores en la capital vietnamita fue el ensayo nuclear efectuado "con éxito" por parte de Corea del Norte y los posteriores lanzamientos de misiles.
"Estamos muy preocupados y, en caso de que se confirme que Corea del Norte realizó la prueba, la Unión Europea emitirá una condena", aseguró Kohout.
El tema también irrumpió en la reunión prevista entre los ministros de Exteriores de Corea del Sur y Japón, Yu Myung-hwan y Hirofumi Nakasone, respectivamente, que pidieron una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar la imposición de posibles sanciones al régimen marxista.
"Japón condena el ensayo nuclear norcoreano, que supone una violación de las resoluciones de la ONU y una amenaza para la paz y la seguridad, no sólo para el Sudeste Asiático, sino para el mundo entero", manifestó el portavoz de la delegación nipona en Hanoi, Kazuo Kodama.
Kodama añadió que Japón defiende la firma de una declaración conjunta por parte de los miembros de ASEM sobre la expansión nuclear norcoreana "que contemple los hechos recientes".
El lema de la novena reunión de ministros exteriores de este bloque, "Forjando una cooperación más cercana entre Asia y Europa para enfrentarse a la crisis financiera y económica y otros retos", ocupó, por otro lado, las intervenciones durante la ceremonia de inauguración.
"Esta cumbre se produce en un momento en que la crisis económica y financiera está causando enormes pérdidas que han puesto al mundo en un momento de extrema dificultad e incertidumbre", expresó el primer ministro vietnamita, Nguyen Tan Dung, que pidió "acciones concretas" para evitar que la reunión sea un simple foro de intercambio de ideas.
Una treintena de cancilleres de los 43 países miembros de ASEM participa en el encuentro de este foro que nació para impulsar la cooperación entre ambos continentes.
Los 27 países de la Unión Europea forman parte del bloque, junto con Birmania, Brunei, Camboya, Laos, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia, Vietnam, China, Corea del Sur, la India, Japón, Mongolia y Pakistán.
Las naciones miembros de ASEM, cuyos jefes de Estado y de Gobierno se reunieron por primera vez en Bangkok en 1996, suman la mitad del Producto Interior Bruto mundial y casi el 60 por ciento de la población del planeta.