Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Correa agradece el triunfo de su movimiento en las elecciones para el Parlamento Andino

Según los resultados preliminares, con el 97,8 por ciento de los votos escrutados, AP consigue el 45,02 por ciento de los apoyos. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, agradeció hoy a sus compatriotas por la victoria electoral de su movimiento, Alianza País (AP), en los comicios para elegir a los representantes en el Parlamento Andino y las juntas parroquiales del pasado domingo.
Según los resultados preliminares, con el 97,8 por ciento de los votos escrutados, AP consigue el 45,02 por ciento de los apoyos, seguido de los opositores partidos Sociedad Patriótica (PSP), con el 13,48 por ciento, y Social Cristiano (PSC), con el 11,8 por ciento.
Con esos datos provisionales, Alianza País lograría tres de los cinco escaños que tiene Ecuador en el Parlamento Andino, un foro regional integrado también por representantes de Bolivia, Colombia y Perú.
En éstas últimas votaciones "nos ha ido extraordinariamente bien, la séptima victoria consecutiva de la 'revolución ciudadana' y sólo podemos decir, muchas gracias pueblo ecuatoriano y jamás, jamás los defraudaremos", aseguró Correa en su habitual informe sabatino de radio y televisión.
El mandatario recordó que, desde que pasó por las dos votaciones presidenciales de 2006 (en primera y segunda vuelta), que le llevaron al poder en enero de 2007, ha vencido a los grupos tradicionales de derecha en otras cinco votaciones, con lo que, a su criterio, lleva siete triunfos consecutivos en las urnas.
Además, aprovechó para atacar a sus opositores, a algunos de los cuales calificó como "cadáveres políticos, que tanto daño hicieron al país y que, en lugar de pedir disculpas, son tan caraduras, que quieren darnos cátedra de moral y buenas costumbres".