Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Correa cree que la oposición tiene una estrategia para desestimar su triunfo

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró hoy que la oposición tiene una estrategia para tratar de desestimar su triunfo en las elecciones del pasado domingo.
"Solo un necio puede hablar de fraude", dijo Correa al referirse al ex presidente Lucio Gutiérrez, que quedó segundo en esos comicios según el escrutinio parcial del Consejo Nacional Electoral (CNE).
Con el recuento del 89,10 por ciento de los votos, el CNE otorga hoy a Correa el 51,7 por ciento de apoyo, lo que consolida su reelección en la primera vuelta de los comicios.
En segundo puesto se sitúa Gutiérrez, con un 28,5 por ciento de los votos, seguido por el millonario Álvaro Noboa, con 11,3 por ciento.
Según la ley, el candidato que obtenga la mayoría absoluta de votos o el 40 por ciento con una diferencia de diez puntos porcentuales sobre el segundo en la primera vuelta será designado presidente.
Gutiérrez, que gobernó Ecuador entre 2003 y 2005, denunció esta semana un presunto fraude en los comicios y no descartó pedir incluso "nuevas elecciones".
Para Correa, esas denuncias son una estrategia "para tratar de sembrar dudas, tratar de ablandar un poco la caída, tratar de no quedar tan como mentirosos porque (...) hablaban de un empate técnico".
"Yo también llamo, en forma totalmente pacífica, a los 3,5 millones de votos que tenemos, ir a las calles a defender la democracia. No dejemos que unos cuantos tipejos amargados, títeres de la oligarquía, quieran desestabilizar este país. No lo van a lograr nunca, el triunfo es demasiado contundente", dijo.
Pidió al pueblo estar "atentos" por si la oposición pretende crear "pequeños focos de violencia".
Al analizar las votaciones en cada una de las provincias, Correa reconoció que Gutiérrez ha conseguido el voto de zonas pobres, alejadas y dispersas en la Amazonía, así como de la derecha, de "la oligarquía que ha destrozado al país".
"Eso es muy grave porque esa es la oligarquía que históricamente en América Latina ha sostenido dictadores, ha sostenido a los corruptos, a los Pinochet, a los Trujillo, a los Somoza, a los Menem, a los Fujimori, porque primero han estado sus intereses antes que sus principios", opinó el mandatario.
Por otro lado, el jefe de Estado aseguró que se aplicará todo "el rigor de la ley" en los cantones donde el domingo pasado se quemaron urnas.