Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las Cortes Valencianas acuerdan por unanimidad crear la agencia contra el fraude y la corrupción

El pleno de las Corts Valencianes ha dado luz verde a la toma en consideración de la proposición de ley de Podemos para la creación de la Agencia de Prevención y Lucha contra el Fraude y la Corrupción en la Comunidad Valenciana con el apoyo de todos los grupos de la Cámara, tras contar con el criterio favorable del Consell.
El portavoz de Podemos, Antonio Montiel, se ha mostrado "orgulloso" de poder hablar de lucha contra el fraude y la corrupción en la Comunidad "con la que está cayendo" y ha asegurado que la puesta en marcha de esta agencia independiente del Consell es necesaria, es "un clamor" y una medida preventiva para "evitar que el enfermo siga enfermando".
Ha explicado que un informe de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) estima en 48.000 millones de euros el impacto que tiene en la contratación pública la corrupción y ha recordado que hay 1.700 casos abiertos en España por este motivo, lo que ha provocado que los españoles hayan perdido la confianza en los políticos, lo que "supone un descrédito institucional que afecta a la democracia".
Para Montiel, la corrupción y el fraude, con un impacto equivalente al 12% del PIB nacional, no son "un problema de manzanas podridas, sino que se han convertido en un problema estructural" ante el que hay que intervenir.
A su juicio, se podrá discutir si esta propuesta es mejorable, pero "no hay legitimidad, capacidad o razones para oponerse" porque lo que propone es un conjunto de mecanismos para que los funcionarios públicos y la sociedad civil puedan "activar las alertas para que no se produzcan la corrupción o el fraude".
El diputado del PP Luis Santamaría ha anunciado su voto a favor por la importancia de la norma, pero ha asegurado que el texto les genera dudas en cuanto a las funciones de la futura agencia, para evitar que entre en colisión con las del Consell Jurídic Consultiu o la Sindicatura, o el régimen sancionador.
Asimismo, ha manifestado su "extrañeza" por el proceso de gestación de esta propuesta, porque "lo que en julio era el proyecto estrella del conseller (Manuel) Alcaraz, hoy se convierte en el proyecto estrella del grupo Podemos" y mientras el pasado mes de julio se defendía que fuera dependiente del Consell ahora se plantea como dependiente de las Corts.
"Me preocupa el punto de partida que sirve para justificar la creación de esta agencia. El otro día un conseller afirmó que no quedaban justos en el PP, así se nos condenó a todos los militantes y a todos los cargos. Me asusta la superioridad moral de aquellos que se presentan superiores intelectualmente, superiores en sus valores, en sus principios, en sus creencias; sería un mal punto de partida que se nos presente nadie como el Dios pantocrátor de la responsabilidad ética, sería un mal camino para el inicio de los trabajos", ha zanjado.
CULTURA DE RECHAZO A LA CORRUPCIÓN
Desde el PSPV, la diputada Ana Barceló ha lamentado que la corrupción, "la ambición, la codicia y el egoísmo a la sombra del poder" han provocado "la ruptura de la confianza de los ciudadanos" en sus instituciones y representantes, y ha advertido de que "una de las mayores tareas que tiene por delante la Generalitat y esta institución es el impulso de una nueva cultura de rechazo a la corrupción y el fomento de valores cívicos en la Comunidad Valenciana".
En este sentido, ha considerado necesario que "individualmente tengamos tolerancia cero hacia los corruptos y se castiguen severamente estos comportamientos" y ha destacado que "si hay control de nuestras instituciones, transparencia en el desempeño de cargos públicos y por parte de la ciudadanía un rechazo total ante estos abusos, los que vengan después de nosotros no tendrán opción".
La diputada de Compromís Isaura Navarro ha lamentado que "ya es casi imposible recordar todos los casos de corrupción, siempre se te olvida alguno" y ha abogado por "trabajar para revertir esa situación caiga quien caiga", al tiempo que ha recordado que, además de los corruptos, cabe reclamar responsabilidades a "personas que por su omisión han dejado que la corrupción campara a sus anchas". "Tenemos que poner todos los obstáculos posibles a los corruptos", ha remarcado.
Desde Ciudadanos Mª Carmen Sánchez ha mostrado su apoyo a la idea de crear un mecanismo independiente y despolitizado y ha apuntado: "Cuanto más invirtamos en esta institución, mas ahorraremos. Es más barato tratar la enfermedad en sus primeros síntomas, invertir en la lucha contra la corrupción es ahorrar dinero".
PROPOSICIÓN
El texto propuesto por Podemos plantea una agencia independiente, adscrita a las Corts, para prevenir la corrupción y favorecer una cultura de buenas prácticas y de rechazo de la corrupción en el diseño y ejecución de políticas públicas. Su ámbito de actuación abarcaría el conjunto de las administraciones de la Generalitat, la administración local y el sector público instrumental.
Así, contempla funciones de prevención, con la elaboración por ejemplo de una guía de buenas prácticas para empleados públicos, y de investigación de posibles casos de desviación ilícita de fondos públicos, tráfico de influencias o conductas irregulares de cargos que puedan causar perjuicio reputacional o económico al sector público valenciano.
La investigación se podrá iniciar de oficio como resultado de una investigación propia o a instancia de parte, vía denuncia o comunicación presentada por una persona física o jurídica, pública o privada, o a raíz de una solicitud razonada presentada por otros órganos o instituciones públicas.