Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Coscubiela (SíQueEsPot) reconoce que el resultado "dificulta" un referéndum pactado con Madrid

El portavoz de SíQueEsPot en el Parlament, Joan Coscubiela, ha reconocido este martes que la mayoría conseguida por el PP en las elecciones generales "aumenta la dificultad" para hacer un referéndum pactado con el Estado.
"Pero no resulta creíble considerar inviable la propuesta de referéndum y defender que es viable y políticamente efectiva un referéndum unilateral de independencia (RUI) o una declaración unilateral de independencia (DUI)", ha aclarado en una entrada en su blog publicada este martes.
Coscubiela ve "preocupante la proliferación de valoraciones democráticamente peligrosas" que a su juicio se utilizan desde diferentes análisis, pero con argumentaciones que ve igualmente corrosivas en términos democráticos.
En concreto refiere a las ideas de "sociedades irreformables, pueblos que se merecen los gobierno que tiene, ciudadanos que votan en contra de sus intereses" que atribuye veladamente a los argumentos esgrimidos por ERC, CDC y CUP que esgrimen la independencia como única solución al conflicto entre Cataluña y el resto de España.
Esas ideas "acaban siempre con peligrosas afirmaciones o insinuaciones de 'pueblos elegidos' y 'pueblos repudiables", ha advertido el portavoz.
CUESTIÓN DE CONFIANZA
Coscubiela cree que Cataluña afronta el reto de escoger "entre una nueva fuga huida hacia adelante o reagrupar fuerzas en torno a un objetivo compartido", ha dicho en referencia al referéndum que aúna al 80% de la población, por lo que ha razonado que se puede esgrimir la densidad y la intensidad de las movilizaciones que ha arrastrado.
Ha recordado que la consulta unilateral "ya se intentó el 9N de 2014 y se reconvirtió en un proceso de movilización social ante la imposibilidad de concretar la consulta unilateral".
Por eso, ha afirmado que el referéndum unilateral nacería "con un déficit de legitimidad propia al no contar con gran parte de la sociedad catalana" y que tendría frente a él la oposición de la mayoría de fuerzas políticas españolas y el no reconocimiento de la UE.
Ha retado a los que defienden propuestas unilaterales a explicar "cómo, en los meses transcurridos de legislatura de desconexión y de la insumisión del 9N, han sido incapaces de adoptar ninguna acción de insumisión o firmeza y, ahora, de repente, plantean la RIU", ha dicho en referencia a la propuesta de la CUP.
Asimismo, ha exigido que expliquen cómo se compatibiliza presentar unos Presupuestos "absolutamente sumisos" con las reglas del Estado mientras se defienden el referéndum unilateral y cómo se explica una desconexión política mientras se está enchufado económicamente al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para sostener la deuda pública catalana.
Por todo ello, Coscubiela afirma que Cataluña vive un bloque político, pero advierte de que ni el bloqueo ni la fuga hacia adelante son solución, por lo que ha emplazado al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a dar respuesta en el planteamiento de su cuestión de confianza.