Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cosidó pide a los altos mandos de la Policía mantenerse "en el camino de la Ley" aunque vengan "tiempos difíciles"

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha pedido a los altos mandos del Cuerpo que se mantengan siempre "en el camino de la Ley" a pesar de que vengan "tiempos difíciles". "El fin no justifica los medios", ha dicho en el acto de toma de posesión de 27 nuevos comisarios principales ante la presencia del secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y el director adjunto de la Policía Nacional, Eugenio Pino.
"Aunque vengan tiempos difíciles y no sabemos qué tiempos van a venir, que os mantengáis en el camino de la Ley. El fin nunca justifica los medios". Estas han sido las palabras del director de la Policía, que además ha hecho hincapié en la importancia de la "unidad" en el Cuerpo.
También ha tomado la palabra el secretario de Estado de Seguridad, quien ha destacado que "las amenazas" actuales "desbordan las fronteras y son comunes a todos los países del entorno". Por ello ha recordado a todos los mandos que "están llamados a protagonizar y a impulsar un cambio cultural en el que compartir información sea un hábito cotidiano perfectamente integrado en la actividad de los policías europeos".
Esta XVII promoción de 27 nuevos comisarios principales --máximo puesto en el escalafón policial-- generó el rechazo de los sindicatos que critican que su origen fue una "reforma express" realizada por la Dirección General de la Policía semanas antes de las elecciones. Los colectivos sindicales censuran que el objetivo de los actuales responsables del Cuerpo era "colocar" a mandos afines antes de un posible cambio de Gobierno.
Al menos el Sindicato Unificado de la Policía (SUP) y la Confederación Española de la Policía (CEP) han recurrido esta convocatoria ante los tribunales.