Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castilla-La Mancha estudia las condiciones del fondo de liquidez

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha avanzado este viernes que la Junta está estudiando las condiciones del fondo de liquidez y ha precisado que acogerse al mismo "no tiene por qué perjudicar las finanzas de la comunidad autónoma ni las del Estado".

"Si con ese fondo de liquidez se puede ir pagando vencimientos de deuda extranjera y, después de adelantar ese dinero, pagarlo otra vez al Estado, aunque sea en un plazo determinado, teniendo en cuenta lo difícil que es acudir a la financiación, eso no es malo ni tiene por qué perjudicar las finanzas de la comunidad autónoma ni las del Estado", ha dicho.
Según informa la Junta en un comunicado, la presidenta regional ha hecho estas declaraciones en una entrevista concedida a la cadena internacional CNBC, en la que ha asegurado que España "no va a necesitar un rescate" y en la que ha lamentado que España no haya reformado antes su sistema financiero.
Además, ha asegurado que Europa tiene que lanzar hoy día un mensaje de "profunda convicción de que el euro es una moneda viable" y ha reclamado la intervención del Banco Central Europeo (BCE) en la compra de deuda de países como España o Italia.
Cospedal, que también es secretaria general del PP, entiende que "no es de recibo ni responde a la realidad lo caro que le resulta" a ambos países financiarse. "Hay que luchar contra ello y el único instrumento que tenemos es que el BCE compre bonos", ha precisado.
Finalmente, ha hecho un resumen de los siete meses de gobierno de los 'populares', en los que se ha reformado el sistema laboral, el financiero y el educativo y en los que se han tomado medidas "impopulares". "Hoy el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, ha sacrificado la popularidad y la visión de partido a la visión de Estado", ha concluido.